Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Mitigación 2.0

Mitigación 2.0

Definir las reglas para el funcionamiento de los nuevos mecanismos de mercado para reducir emisiones de gases de efecto invernadero en el marco del Acuerdo de París, será uno de los principales retos de la COP25.



Los instrumentos económicos, bien estructurados y correctamente aplicados, son aliados importantes para el cuidado del medio ambiente. De hecho, el Acuerdo de París, en su Artículo 6, los reconoce como una alternativa para que las Partes puedan reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y alcanzar –e idealmente aumentar– las metas comprometidas para mitigar y adaptarse al cambio climático.

Dicha sección aborda, entre otros aspectos, los mecanismos de mercado que reemplazarán a los sistemas de transacción de bonos de carbono enmarcados en el Protocolo de Kyoto, los cuales a lo largo de los años han mostrado diversas falencias que ahora se buscan corregir.

“Esto es muy relevante porque al menos 88 de los 195 países que han firmado el Acuerdo de París, han anunciado que van a recurrir parcial o totalmente a esos instrumentos para cumplir con las metas establecidas en sus Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC)”, comenta Arturo Brandt, consultor en sustentabilidad y cambio climático.

En ese contexto, uno de los principales desafíos de la 25ª Conferencia de las Partes (COP25) que se realizará en Chile será reglamentar con claridad el funcionamiento de estos nuevos mercados de carbono. Ello implica consensuar metodologías para monitorear y verificar las emisiones reducidas, evitar su doble contabilidad, y asegurar la integridad ambiental y transparencia de los proyectos que participen, entre otros aspectos.

“Todos esos temas debieran discutirse y cerrarse en la próxima Cumbre, a través del denominado Libro de Reglas del Artículo 6. Lamentablemente en la reciente Conferencia de Bonn no hubo mayores avances al respecto, por lo que la reunión en Chile será clave para comenzar a implementar y a hacer realmente efectivo el Acuerdo de París”, sostiene el especialista.
 
Triple aproximación

Los mecanismos de mercado son herramientas costo-eficientes para afrontar el cambio climático, ya que permiten reducir emisiones donde resulte más barato y además quienes lo hagan obtienen bonos que se pueden transar y generar beneficios financieros. Así lo destaca Brandt, quien añade: “En países como Japón o Alemania, donde reducir emisiones es muy caro, es una muy buena alternativa financiar proyectos en otros países donde resulte más barato mitigar y compensar las emisiones que ellos generan, que son los del sur del mundo principalmente. Ese menor costo, además, hace que el sector privado esté muy interesado en promover esos mecanismos”.  

El abogado que trabaja en el estudio Vial Serrano indica que el Artículo 6 del Acuerdo de París plantea tres vías (“triple aproximación”) para fomentar la mitigación de GEI y promover el desarrollo sustentable:

-Aproximación cooperativa: Se basa en acuerdos voluntarios que dos Partes o países suscriben para desarrollar proyectos de reducción de emisiones que les ayuden a cumplir sus NDC o ir más allá de esas metas. Dichas reducciones se traducirían en una nueva unidad transable denominada ITMO (Internationally Transferred Mitigation Outcomes o Resultados de Mitigación de Transferencia Internacional), que estos países podrán comprar o vender.

-Sustainable Development Mechanism (SDM): Es un nuevo instrumento para incentivar y facilitar la participación en la mitigación de las emisiones de gases de efecto invernadero, de las entidades públicas y privadas que cuenten con la autorización de las Partes. “Es una especie de Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) 2.0 en que las Partes deben ponerse de acuerdo en las reglas, modalidades y procedimientos para su funcionamiento. Este será uno de los grandes desafíos de la COP25”, sostiene Brandt. “Hoy, el único comprador que hay de créditos MDL en el mercado regulado es Europa que anunció que va a aceptar esos créditos hasta el año 2020. Algunas razones para eso es que esos créditos tienen problemas no resueltos en materia de adicionalidad, doble contabilidad e integridad ambiental, entre otros, que se pretenden corregir con estos nuevos mecanismos de mercado. Además, los precios de los bonos de carbono provenientes del MDL, han caído de manera abrupta, no siendo viable su generación”, apunta el especialista.

-Aproximación de no mercado: Corresponde a mecanismos que generan reducciones de emisiones, pero sin que existan transacciones de mercado. Así ocurriría, por ejemplo, cuando el gobierno de un país financia el desarrollo de proyectos de energías renovables no convencionales en otras latitudes, con miras a contabilizar a su favor el carbono que se logre neutralizar. Lo mismo sucedería con medidas que incentiven y financien la electromovilidad, eficiencia energética, etc.

Lea este artículo completo en InduAmbiente 159 (julio-agosto 2019), páginas 56 a 58.