Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Excelencia Acreditada

Excelencia Acreditada

Laboratorio Latorre vela por la calidad del agua potable, cumpliendo la NCh-ISO 17025 y las normas del INN.



A fines de 2017, el Instituto Nacional de Normalización (INN) publicó la última versión de la norma NCh-ISO 17025 "Requisitos generales para la competencia de los laboratorios de ensayo y calibración". Y lo hizo tomando en cuenta las tendencias mundiales en el ámbito de los laboratorios, en cuanto a lenguaje, usos y avances en tecnologías de la información, principalmente.

Desde la implementación del nuevo estándar todos los laboratorios en Chile debieron acreditarse bajo sus protocolos y requisitos, para ser reconocidos por la entidad regulatoria durante un período de gracia de tres años.

Finalizado ese lapso, es decir a partir de noviembre de 2020, el INN estará facultado para exigir esta certificación, según lo determinado por el organismo Cooperación Internacional de Acreditación de Laboratorios (ILAC, por su sigla en inglés).

A punto de finalizar el plazo, el Laboratorio Químico Sanitario Carlos Latorre ha tomado la delantera y hoy se sitúa entre las pocas empresas en nuestro país que cumplen con la normativa actualizada. "La decisión de acreditarse implica un esfuerzo enorme, pero también conlleva un proceso de aprendizaje y crecimiento esencial para el Laboratorio, así como también garantizar la seriedad de lo que hacemos, que es la principal valoración de nuestros clientes", aseguran desde la compañía, fundada a fines de la década de los '70.

Así, la norma NCh-ISO 17025:2017 certifica que el Laboratorio Latorre cuenta con la capacidad de cubrir procedimientos de ensayo, calibración y muestreo, concordantes con el resto de las normas ISO y chilenas. El principal valor de esta acreditación radica en la validación de resultados y reforzamiento de tecnologías de la información. Además, incorpora el enfoque de riesgo, que la regulación anterior no contemplaba.

En general, los expertos coinciden en que el proceso de acreditación no resulta fácil ni rápido. Sin embargo, constituye una exigencia que vela por que la población tenga acceso a agua de consumo de buena calidad y así se eviten enfermedades. En ese sentido, desde el Laboratorio Latorre destacan: "Nuestro propósito ha sido la inocuidad del agua potable y la adecuada gestión sanitaria, en beneficio de las personas".

Trayectoria y Prestigio

El Laboratorio Químico Sanitario Carlos Latorre cuenta con más de 40 años de trayectoria y gran prestigio, y es reconocido en los sectores industriales por ser un actor clave en el desarrollo medioambiental y sanitario de Chile. Esta reputación se debe al esfuerzo y visión de sus fundadores, quienes volcaron su propósito de vida hacia el bienestar de los habitantes del país a través de la certificación y análisis de agua potable y de los residuos industriales líquidos. Algo inédito en la década de los '70.

"Pese a la veloz tecnologización del mercado y a las complejidades de sostener una empresa familiar en un entorno cada vez más competitivo, cientos de empresas reconocen y prefieren al Laboratorio Latorre por su seriedad y responsabilidad en el proceso certificador, así como también por la calidad de su servicio y estrecha relación con sus clientes, propio de un estilo cercano y comprometido, como el de sus fundadores", concluyen en la empresa.

Artículo publicado en InduAmbiente N° 166 (septiembre-octubre 2020), págs. 76-77.