Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Eficiencia a la Carga

Eficiencia a la Carga

Iniciativas en el transporte de carga para bajar gasto de combustible.



No acelerar ni frenar de manera brusca. Uno de los primeros consejos que recibimos para ahorrar combustible cuando estamos aprendiendo a manejar. También que le realicemos al vehículo los mantenimientos correspondientes, que planifiquemos las rutas para evitar atochamientos, y que mantengamos una velocidad uniforme, no muy elevada, y los neumáticos con la presión adecuada.  

Son recomendaciones incluso más fundamentales para el transporte de carga terrestre, considerando que el combustible es uno de los gastos más onerosos para las empresas del rubro y de logística.

De ahí que la Agencia de Sostenibilidad Energética entregue más de una veintena de sugerencias a los conductores de estas pesadas máquinas para reducir su consumo en la materia y ser eficientes desde el punto de vista energético. Tome nota: Utilizar el aire acondicionado de forma racional, usar la primera solo para partir, conducir en el rango económico de revoluciones por minuto, mantener una distancia apropiada con los demás vehículos, buscar las rutas menos congestionadas, frenar con ayuda de la caja de cambios, mantener una velocidad adecuada al tráfico, enganchar la máquina siempre que se pueda, darle buen mantenimiento, apagar el motor en detenciones prolongadas, evitar acelerar a fondo y frenar bruscamente, considerar el tiempo necesario para los viajes, no descuidar a los vehículos que van más atrás, revisar la alineación y presión de los neumáticos, subir las ventanas en viajes en carreteras, verificar niveles y fluidos, entre otras.

La entidad, que impulsa iniciativas público-privadas para disminuir el consumo energético en los distintos sectores, ha trabajado con el transporte de carga en proyectos para la inclusión de dispositivos aerodinámicos en camiones, la gestión de flota en las empresas y la incorporación de buenas prácticas de mantenimiento. También, de manera transversal, ha fomentado las técnicas de conducción eficiente. En el último tiempo, sus prioridades han sido articular acciones que busquen activar la movilidad eléctrica y seguir impulsando el uso eficiente de combustible en el transporte terrestre.

Una de las iniciativas más relevantes del organismo, cuando operaba como  Agencia Chilena de Eficiencia Energética, fue la creación y puesta en marcha, en 2013, de la Norma Chilena (NCh) 3331. La regulación establece un protocolo para medir el impacto en el consumo energético de un vehículo cuando utiliza tecnologías eficientes.

Giro limpio

Mucho más recientemente, en 2018, se dio vida a Giro Limpio, un programa nacional voluntario que busca certificar y reconocer los esfuerzos realizados por las empresas de transporte de carga en el ámbito de la sustentabilidad y eficiencia energética. Para eso, deben adoptar tecnologías y estrategias para la reducción del consumo de combustible y de las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas.

También pueden obtener el sello las generadoras de carga que prefieran a los transportistas comprometidos en mejorar su desempeño energético y medioambiental, sumándose hasta ahora grandes compañías como CCU, Gasco, PF alimentos, Coca-Cola Andina y Aramark.

Lea este artículo completo en InduAmbiente 159 (julio-agosto 2019), páginas 18 a 21.