Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Covid-19: enseñanzas y cambio

Claudio Zaror



Zaror 155x155 OK
Profesor Titular del Departamento de Ingeniería Química
Universidad de Concepción


Resulta imposible escribir esta columna sin entrar de lleno en la crisis sanitaria global dentro de la cual nos encontramos, donde una pandemia amenaza con paralizar naciones enteras y poner en riesgo el actual orden económico mundial. De pronto, nos hemos visto impulsados a cambiar nuestra forma de vida en todos los ámbitos.

La pandemia ha acelerado transformaciones que no estaban sucediendo o estaban ocurriendo con mucha lentitud y, en unas pocas semanas, hemos incorporado de manera explosiva. Cambios como el teletrabajo en gran escala en todas las actividades productivas y administrativas, que serán difíciles de revertir plenamente. Similares efectos se constatan en el mundo de la educación, donde las TICs y la educación a distancia son una realidad global.

Asimismo, esta crisis ha desnudado crudamente el creciente grado de vulnerabilidad que tiene nuestra sociedad globalizada frente a pandemias, donde la velocidad de propagación de un agente patógeno es incontrarrestable. El virus que hoy nos ataca no es el primero, ni será el último, ni el más grave. Al momento de escribir esta columna el número de muertes debido a Covid-19 era cercano a 100 mil personas. Basta recordar que hace menos de un siglo, el brote del virus de Influenza A cobró entre 50 y 100 millones de muertos, superando incluso el número de víctimas que hubo en la Segunda Guerra Mundial. Es evidente que tendremos que cambiar prioridades y privilegiar el fortalecimiento de la investigación y de los sistemas de salud, con capacidades que permitan afrontar situaciones como ésta.

Sin duda, estamos viviendo un momento histórico que dejará, además del dolor de muchos seres humanos y graves costos económicos, numerosas enseñanzas y cambios irreversibles.

Desde hace varias semanas, la totalidad de la información de los medios de comunicación y de las redes sociales, así como las decisiones públicas y privadas, han estado vinculadas casi exclusivamente a la epidemia de Covid-19, generando un estado de alienación colectiva. Todavía albergo la esperanza de que cuando la emergencia se supere podamos recuperar el sentido de realidad. En ese momento, deberíamos preguntarnos por qué hemos actuado con tanta celeridad ante la amenaza biológica y, sin embargo, no tenemos el mismo sentido de urgencia frente al cambio climático, la crisis hídrica, la inequidad social, la depredación de los recursos naturales, los efectos de la contaminación sobre la salud de las personas, entre otros fenómenos globales. ¡Qué peor pandemia mundial que las más de 7 millones de muertes cada año debido a la contaminación atmosférica y a los 3,1 millones de niños que fallecen anualmente por causa de la desnutrición!

Todo ello representa la real urgencia de los desafíos que enfrentamos como sociedad global para sustentar el futuro inmediato.

Columna publicada en InduAmbiente N° 163 (marzo-abril 2020), pág. 37.