Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Comunidad originaria desarrolla innovador proyecto para incubación de huevos mediante ERNC

Comunidad originaria desarrolla innovador proyecto para incubación de huevos mediante ERNC

Iniciativa, que se desarrolla en Gorbea -región de la Araucanía-, cuenta con financiamiento del FPA.



Martes 15 de septiembre de 2020.- En el sector rural Huillanto Alto se ubica la comunidad indígena Nicolás Ailio II, residente en el municipio de Gorbea. Allí, un grupo de habitantes vio en las energías renovables no convencionales (ERNC) una oportunidad para emprender y mejorar su calidad de vida.

En 2019, postularon al Fondo de Protección Ambiental (FPA) del Ministerio del Medio Ambiente, para desarrollar el proyecto “Centro ambiental demostrativo indígena (CADI) de energía renovable no convencional”. De esta forma, lograron construir un espacio que alberga unidades demostrativas, como paneles solares para extraer agua de pozo y abastecimiento de equipos para incubación de huevos -de gallinas, gallos y pavos- y de aerogeneradores para generación de electricidad.

José Garrido, Presidente de la comunidad, explicó que se trata de una iniciativa que “hicimos el año 2019 a través del FPA y trata de la crianza de aves”. Y agregó que “de ahí nacen muchas alternativas para que las familias trabajen. A la vez, cada una de ellas tiene la oportunidad de obtener una rentabilidad con lo que estamos haciendo”.

El Subsecretario del Medio Ambiente, Javier Naranjo, y la Seremi del Medio Ambiente de la Araucanía, Paula Castillo, visitaron la sede agraria donde se desarrolla la iniciativa. La autoridad regional destacó que el proyecto cuenta con un financiamiento de 10 millones de pesos, por parte del FPA, y que sus impulsores fueron reconocidos por haber presentado una de las tres mejores iniciativas de este fondo a nivel regional en 2019.

El FPA se creó el año 2000 y es el primer fondo concursable con que cuenta el Estado para apoyar iniciativas ambientales presentadas por la ciudadanía. Su propósito es financiar total o parcialmente proyectos como el de la comunidad Nicolás Ailio II, que por medio del trabajo avícola apunta a preservar la naturaleza y la conservación del patrimonio ambiental.