Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Aumentarán capacidad y mejorarán control de olores en PTAS de Valdivia

Aumentarán capacidad y mejorarán control de olores en PTAS de Valdivia

Ingresó a evaluación ambiental proyecto para optimizar tratamiento de aguas servidas en la capital de Los Ríos.



Martes 23 de junio de 2020.- Casi 8,5 millones de dólares planea invertir Aguas Décima en el proyecto "Optimización Estación Depuradora de Aguas Servidas (EDAS) de la Ciudad de Valdivia", cuya evaluación ambiental comenzó este martes.

En general, la sanitaria proyecta "mejorar su flexibilidad operacional, aumentar su capacidad de tratamiento para los caudales proyectados al año 2026 e implementar medidas de control de olores".

La EDAS optimizada comenzaría su operación en agosto del 2021, pudiendo tratar un caudal medio de 415 l/s y uno máximo de 670 l/s, garantizando que el efluente tratado cumpla con los límites máximos establecidos en la Tabla 2 del D.S. 90/00.

Mejoras propuestas

La declaración de impacto ambiental del proyecto incorpora las siguientes mejoras para la línea de agua:

• Área de pretratamiento

Se considera una cámara de cabecera de iguales dimensiones que la cámara de llegada existente, la que alimentará a 3 nuevas líneas de desbaste de sólidos. Éstas, a su vez, alimentarán a dos nuevos desarenadores/desgrasadores de mayor largo y más eficientes que los dos operativos. Con esta modificación se conseguirá la siguiente configuración: dos cámaras de llegada, cuatro líneas de desbaste de sólidos operando y dos de respaldo. Además habrá dos nuevos desarenadores/desgrasadores operativos, quedando los dos existentes como respaldo.

En forma adicional, se implementará un sistema de tratamiento de olores por medio de biofiltración, por lo que el área de pretratamiento será encapsulada en su totalidad mediante un edificio que la confine para poder capturar y canalizar el flujo de olor hacia el nuevo sistema de tratamiento de olores del área.

• Área de sedimentadores

Se habilitará un nuevo sedimentador primario con las mismas características de los dos ya operativos. El tercer equipo permitirá que las labores de mantenimiento de estas unidades sean más flexibles y seguras, haciendo posible que dos sedimentadores estén funcionando mientras dure el mantenimiento del tercero.

Se implementará, asimismo, un sistema de tratamiento de olores a través de biofiltración, por lo que se encapsularán cada uno de los sedimentadores. Lo anterior, para capturar y canalizar el flujo de olor hacia el nuevo sistema de tratamiento de olores del área.

Y en la línea de lodos, específicamente en el deshidratado, se mejorará el sistema de tratamiento de olores existente incorporando también la tecnología de biofiltración.