Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Aguas Andinas anunció la venta de su participación en Essal a la canadiense Algonquin

Aguas Andinas anunció la venta de su participación en Essal a la canadiense Algonquin

La firma norteamericana comprará el 53,51% de la sanitaria, multada tras la histórica crisis de Osorno en 2019.



Viernes 11 de septiembre de 2020.- Aguas Andinas anunció haber llegado a un acuerdo para vender el 100 por ciento de su participación en la empresa sanitaria ESSAL, que en julio de 2019 sufrió un incidente que derivó en un corte de suministro de agua potable de 11 días a casi 50.000 personas en Osorno.

A través de un comunicado, la firma que lidera el Grupo Aguas se señaló que este viernes se envió a la Comisión del Mercado Financiero (CMF) el convenio alcanzado para la venta de la participación directa e indirecta que posee de ESSAL -lo que equivale al 53,51 por ciento- a Algonquin Power & Utilities Corp (APUC).

Según señaló Aguas Andinas, “Algonquin Power & Utilities Corp es una empresa de origen canadiense dedicada principalmente a la energía renovable y servicios públicos regulados como agua, gas natural o electricidad, por lo que es ampliamente conocedora de estos sectores y cuenta con consolidada experiencia en el rubro sanitario”.

Con el fin de materializar la operación financiera, APUC lanzará una Oferta Pública de Adquisición de Acciones (OPA) por el total de las acciones de ESSAL, a un precio de 0,18001375412 dólares por acción.

Tomando como referencia este monto, el valor total del 53,51% que Aguas Andinas posee en ESSAL es de US$ 92,3 millones.

La gerente general de Aguas Andinas, Marta Colet, precisó que esta operación, anunciada en enero, se da en un escenario en que la compañía busca reforzar su capacidad de inversión en el sector medioambiental, poniendo el foco en nuevas oportunidades de desarrollo en ese mercado. “Con esta operación reforzamos nuestra capacidad de hacer frente a las inversiones que el cambio climático nos exige, lo que además redundará en generación de empleo y actividad económica en el momento que el país más lo necesita”.

En esa dirección, la ejecutiva agregó que “la llegada de Algonquin al sector sanitario chileno es una señal de confianza en la solidez y el atractivo de este rubro para los inversores internacionales, una industria con opciones de crecimiento importantes y del que Aguas Andinas sigue siendo el principal actor”.

Por su parte, el CEO de APUC, Arun Banskota, comentó que “como la primera inversión internacional de Algonquin en una empresa sanitaria, ESSAL se beneficiará de nuestra competencia esencial manejando responsablemente empresas de servicios básicos, y se apalancará en nuestras mejores prácticas de seguridad, excelencia operacional, e innovación”.