Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

AES Gener habría llegado a acuerdo con pescadores para frenar demanda por daño ambiental

AES Gener habría llegado a acuerdo con pescadores para frenar demanda por daño ambiental

ONGs fustigaron actuar de la empresa, que acordó pago a trabajadores a cambio de desisrtirse de demanda.



Jueves 5 de marzo de 2020.- La empresa AES Gener habría pactado un acuerdo con pescadores de la bahía de Quintero, para eximirse de su responsabilidad por daño ambiental producido a causa de sus operaciones en el emblemático parque industrial emplazado en el litoral de la región de Valparaíso.

Según consignó El Mostrador, en noviembre del año pasado y poco después del estallido social, la compañía -dueña de cuatro termoeléctricas en el sector- llegó a un entendimiento con los miembros de distintos sindicatos de pescadores artesanales de las localidades de Ventanas -en la comuna de Puchuncaví- y Quintero, para que desistieran de continuar con una demanda civil que buscaba la reparación por la contaminación de las aguas producto de los frecuentes varamientos de carbón en la playa.

Por una suma de dinero definida, a repartir en tres pagos de aquí a 2024, los trabajadores acordaron renunciar a la posibilidad de recibir todo tipo de indemnización adicional -por vía judicial-, no solo por los daños producidos por los efectos de los varamientos en el presente, sino además por todos los eventos similares que podría causar este tipo de contaminación en el futuro y que afectaren no solo a los firmantes, también a sus familiares, socios, parientes lejanos y hasta amigos.

El denominado “Acuerdo de Trabajo Conjunto y Transacción” estableció que la empresa se comprometía a pagar $1.600 millones a repartir entre los pescadores firmantes y que se pagarían en tres cuotas a cada uno: $1 millón 150 mil, al momento del desistimiento, y otros dos montos similares a pagar, el primero, en 2022, y el segundo en el año 2024. Cifras que distaban mucho de los $37 mil millones considerados en la demanda hecha por los trabajadores.

De haber prosperado, esta acción judicial podría haberse transformado en la primera jurisprudencia que lograra establecer la responsabilidad de alguna de las empresas del complejo industrial en la contaminación múltiple que sufren sus habitantes.

Reacciones

Desde Greenpeace -que lleva años denunciando la contaminación de las termoeléctricas en el sector- fueron los primeros en tomar conocimiento del detalle y de las condiciones de la transacción.

Matías Asún, director de Greenpeace Chile, señaló al respecto que “es inaceptable. No solo representa falta de transparencia y demuestra los pésimos estándares con los que operan las empresas, sino que estamos frente a un abuso de poder. Las empresas se aprovechan de las condiciones de vulnerabilidad y abandono en que están las personas que viven donde emplazan sus actividades, para manipular a través de las necesidades básicas de las personas, a fin de tapar sus faltas graves y, en este caso, la contaminación que afecta los derechos humanos de la población".

En Fundación Terram, Flavia Liberona condenó el abandono de parte del Estado: “Este tipo de negociación no solo habla mal de la empresa y del grado de indefensión en que se encuentran las comunidades locales, nos muestra el país en que vivimos, donde una empresa gigante, como es AES Gener, puede negociar con los pescadores sin que ninguna institución del Estado diga nada. Resulta completamente lamentable el abandono en que los gobiernos han dejado a estas personas, y la negociación a la que acceden los pescadores es un reflejo de la pérdida de esperanza y confianza en el Estado de Chile, el cual no ha sido capaz de dar respuesta a la contaminación de la Bahía de Quintero por más de 40 años".

Versión de la empresa

Tras la revelación del acuerdo, la firma controlada por capitales estadounidenses emitió una declaración pública donde rechazan "las acusaciones a interpretaciones que se han efectuado en algunos medios de comunicación respecto del acuerdo de trabajo conjunto firmado con pescadores de la bahía de Quintero”.

“AES Gener siempre ha tenido una relación de colaboración con las comunidades en las que estamos presentes. Durante todo 2019 intensificamos conversaciones con pescadores. Fue un diálogo transparente, en el que intercambiamos información sobre el fenómeno de los varamientos de materiales en la playa de Ventanas, así como sobre la operación de la Central Ventanas”, señalaron en el documento.

Además, detallaron que invitaron a los pescadores “a conocer la central mostrándole in situ su operación”.

Posteriormente, indicó la firma, “los pescadores llegaron a la convicción de que la central no tenía responsabilidad en los hechos aludidos en la demanda, razón por la cual se desistieron. Cada uno de los pescadores firmó voluntariamente, en presencia de un notario”.