top.jpg


Fallas y Soluciones Imprimir

Un recuento de los distintos desperfectos que sufren los quemadores y las opciones para resolverlos. Su adecuada mantención reduce las emisiones nocivas.

Se puede decir en palabras sencillas que un quemador es un equipo capaz de producir calor a partir de un proceso llamado combustión. Sin embargo, si éste se realiza bajo condiciones inadecuadas, es posible que se produzca una gran cantidad de emisiones contaminantes o una gran pérdida de energía.

En términos más específicos, la mala regulación o un mantenimiento deficiente de un quemador, así como el desconocimiento de las principales variables que gobiernan un proceso de combustión, pueden generar problemas de eficiencia energética y contaminación, lo que sin duda afectará a la empresa que maneja este tipo de equipos. Por el contrario, prácticas adecuadas de operación y mantención de los quemadores generalmente aportan una solución casi inmediata a estos problemas.

fallas1.jpg
Tipos de Quemadores

Como punto de partida para entender las mejoras que se pueden lograr a través de un mantenimiento adecuado, importa conocer las clasificaciones de los quemadores. Si bien existen varias, una de ellas se basa en la manera en que el aire se mezcla con el combustible. Bajo esta idea los quemadores se pueden clasificar en tres tipos:
 
• De Premezcla: En estos equipos el combustible y el aire se mezclan en una cámara de premezcla, a la cual entra el aire inspirado por el combustible, de manera que al salir la mezcla de aire con combustible por la boquilla se combustiona en la llama. Estos quemadores se utilizan mayoritariamente en aplicaciones domesticas por su excelente combustión y también en algunas aplicaciones industriales. En general, son más sencillos y de menor costo, pero no permiten un buen control de la forma e intensidad de la llama.

• De Mezcla en Boquilla: En este caso el combustible y el aire se mezclan al llegar a la boquilla, que es donde se inicia la llama. Estos quemadores se usan ampliamente en la industria por ser más seguros para grandes capacidades y por el mejor control que se puede tener sobre las características de la llama. Adicionalmente, permiten una mayor estabilidad de la llama para grandes variaciones de su capacidad.

• De Difusión: Consisten básicamente en un orificio que inyecta un pequeño chorro de combustible al aire, quemándose directamente con una llama de color amarillo de gran luminosidad. Tienen poca aplicación industrial, salvo en pequeños pilotos y se caracterizan por utilizarse para bajos consumos.

Otra forma de clasificar un quemador es por el tipo de combustible que utiliza, pudiendo ser a gas, a petróleo o duales. Estos últimos también son del tipo mezcla en boquilla y se fabrican para operar tanto con petróleo como con algún gas combustible. Poseen sistemas de alimentación de petróleo y gas independientes, pero el suministro de aire es común para ambos combustibles.

En el caso de los quemadores a gas, los sistemas de alimentación y control del combustible están concentrados en un conjunto de elementos llamado rampa o tren de gas. La finalidad de la rampa es controlar el paso del gas para una operación segura y adecuada del quemador. Específicamente, la rampa cumple las funciones de regular la presión del gas suministrada al quemador; interrumpir el suministro de gas en forma segura, cuando el programador de encendido lo requiera; y ajustar el consumo de gas a los requerimientos del equipo.

Fallas y Soluciones

Independiente del tipo, los quemadores mecánicos industriales pueden presentar diversos tipos de fallas, para muchas de las cuales existen soluciones sencillas que sólo requieren el chequeo de la causa que las origina.

Sin embargo, cuando ocurre un problema de mayor complejidad se necesita la inspección y  asesoría de un especialista, quien podrá entregar las soluciones adecuadas para evitar fallas mayores.

De manera simple, a continuación se mencionan distintos desperfectos que afectan a estos equipos con sus posibles causas y soluciones:

fallas2.jpg
Elementos de Seguridad

Los sistemas de seguridad en los quemadores modernos se hacen prácticamente indispensables dado el funcionamiento automático de estos equipos. El dispositivo que se encarga de velar por su operación segura es el programador de encendido.

Cada vez que se detecta alguna irregularidad, el programador de encendido bloquea el funcionamiento del quemador colocándolo en estado de falla, además de entregar una señal de alarma local luminosa. Eventualmente, también se puede conectar una alarma visual o sonora a distancia.

Tal como se presentó anteriormente, los problemas que afectan a estas tecnologías tienen soluciones sencillas que se pueden aplicar y prevenir si se tiene un conocimiento más detallado del funcionamiento y componentes del equipo, lo que contribuye a enfrentar de mejor manera las posibles fallas.

En este sentido, la capacitación de los operarios y del personal relacionado con el tema es muy relevante, ya que ayuda a que se efectúen los arreglos antes de que se produzca un problema mayor.

Asimismo, se pueden prevenir, y muchas veces evitar, las fallas mayores si se aplican sistemáticamente prácticas adecuadas y oportunas de operación y mantenimiento de los quemadores. En este ámbito, la inspección y asesoría de un experto permite superar fallas y problemas de eficiencia y contaminación que eventualmente podrían afectar los procesos productivos de una empresa.

fallas7.jpg
fallas8.jpg
 
 
 
Ezequías Alliende 2483 - Providencia - Santiago de Chile
Teléfono (56-2) 2927 2000 - Fax: (56-2) 2927 2021 - E-mail: tiemponuevo@induambiente.cl - ventas@induambiente.cl
Diseño y Desarrollo por Kontacto Global