Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

U. de Biobío desarrolla ciclovía de madera en elevación

U. de Biobío desarrolla ciclovía de madera en elevación

CLT o contralaminado, y madera modificada térmicamente, son soluciones novedosas que se aplicarán en una iniciativa que tiene proyecciones para vialidad urbana.



Viernes 23 de junio de 2017.- La bicicleta es un invento que tiene más de dos siglos. Hoy, sigue más vigente que nunca, debido a que constituye una solución de transporte útil, ecológica y de bajo costo, y que representa un gran valor en las congestionadas ciudades modernas.

Sin embargo, no siempre es posible incluir ciclovías que garanticen un desplazamiento de calidad en términos de su eficiencia, seguridad y atractivo. Por ejemplo, en sectores peatonales de gran densidad, autopistas de alta velocidad o en entornos naturales privados.

Sobre este escenario, buscando ampliar el abanico de soluciones y permitir la incorporación de nuevo espacio público en zonas saturadas, un grupo de profesionales de la Universidad del Biobío (UBB) desarrolló el primer prototipo de ciclovía de madera en elevación, hecho en Chile. Su primer tramo, de carácter experimental, se construirá en el campus universitario de la UBB en Concepción.

El arquitecto Manuel Suazo, académico de la facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño de la U. del Biobío, explicó que el objetivo de la iniciativa es “movilizar el conocimiento y la expertise que tenemos en construcción en madera, lo que se suma a la sostenibilidad asociada al uso de la bicicleta”.

“Si bien el uso como ciclovía va a ser bastante limitado en esta etapa de prototipo, la idea es abrir la posibilidad de que en el futuro se desarrolle algo más complejo, que incorpore una vía en un segundo nivel y que los alumnos puedan, por ejemplo, venir en bicicleta a la biblioteca o acceder directamente a sus aulas”, agregó el investigador.

Usos múltiples

Este proyecto, precisó Suazo, está abierto a todo tipo de usos. Puede ser utilizado en vialidad urbana, como en la forma de puentes urbanos, y llevarlo a las riberas de los ríos o a zonas de alto tráfico. “La idea es utilizar el proyecto para probar soluciones urbanas, aunque también podría ser implementado en áreas rurales, como parques naturales, en las cuales hay que tener más cuidado con la construcción e instalación de estructuras”, indicó.

En cuanto a las ventajas de ocupar madera, por sobre otros materiales como el hormigón armado o el acero, el arquitecto señaló que lo principal “es la rapidez del montaje y el bajo impacto desde el punto de vista constructivo, peso inferior y en consecuencia menos volumen en cimentaciones e impacto ambiental”.

Otro de los aportes de esta iniciativa es en el campo de la innovación. La estructura principal y los pórticos transversales y longitudinales son piezas compuestas con base en madera aserrada, refuerzos con tornillos y uniones con herrajería metálica.

Pero también está el uso estructural de dos elementos que son innovaciones a nivel internacional: el “cross laminated timber” –CLT– o contralaminado, y la madera modificada térmicamente, que permite aumentar la durabilidad del material, añadió el arquitecto.

Ambos productos tienen importantes ventajas con respecto a otras opciones, debido a que se emplea eucaliptus nitens. Éste, a través de las placas de contralaminado y de la madera modificada térmicamente, permite obtener un alto rendimiento, tanto desde el punto de vista de comportamiento mecánico, como también de durabilidad, luego de ser expuesta a la intemperie.

José Pablo Jordán, subgerente de calidad y desarrollo de productos CMPC Madera, explicó que “tanto las placas de contralaminado CLT, como la madera modificada térmicamente, las estamos fabricando con eucaliptus nitens y significan un importante desarrollo tecnológico de la empresa”. Y añadió: “Ambos productos los hemos puesto a disposición de la UBB para que puedan evaluar sus usos en proyectos de alta exigencia estructural”.