Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Fugas bajo Control

Fugas bajo Control

La detección geo-eléctrica permite controlar fugas en diversos procesos.

“La contaminación de napas subterráneas y suelos es uno de los problemas ambientales más graves que existen hoy en Chile. Es común ver como las comunidades y también las empresas privadas deben lidiar con esta problemática que suele derivar de proyectos mal diseñados, construcciones inadecuadas y exigencias medioambientales débiles, sin mecanismos científicos que puedan mitigar los impactos medioambientales y controlar de manera eficiente las fallas y fugas de materiales contaminantes”.

Las palabras pertenecen a Jaime Ossandón, Gerente Comercial de Innova Check y Gerente de Ventas de Sensor Latinoamérica, empresas que han estudiado el tema y proveen de soluciones para prevenir estos problemas ambientales. Se trata de los sistemas de detección geo-eléctrica de fugas, basada en la tecnología Sensor DDS, que son ideales para pilas de lixiviación, piscinas de procesos mineros e industriales, estanques, rellenos sanitarios, espesadores, reservorios de agua, canales, y cierres de faenas mineras, entre otras aplicaciones.

Sensor DDS

Ossandón comenta que en Europa, Estados Unidos, Canadá, Australia y los países más avanzados de Asia es impensado llevar a cabo algún proyecto que no cuente con estas tecnologías de control y mitigación. Y asegura que en varios países ya se trabaja directamente con las comunidades y los gobiernos para monitorear constantemente -y muchas veces en línea- el comportamiento de los proyectos, lo que permite detectar de inmediato cualquier anomalía o fuga de contaminantes.

Eso es justamente lo que ofrecen las soluciones provistas por Innova Check y Sensor Latinoamérica. El ejecutivo explica: “Los sistemas Sensor DDS Fixed permiten controlar permanentemente durante toda la operación la impermeabilización desarrollada en una superficie u hormigones, con algún geosintético como HDPE, LLDPE, PVC, PP y otros. El objetivo es detectar las fugas de la membrana impermeabilizante y la ubicación exacta, antes de que éstas lleguen a las napas o al medio externo. Así se puede controlar y programar sus reparaciones a tiempo, evitando el impacto ambiental, y todos los costos que esto involucra”.

Añade que la familia de servicios Sensor DDS ofrece una amplia gama de soluciones, tendientes a garantizar la estanqueidad de las superficies impermeabilizadas.

Indica que estas tecnologías están presentes en más de 45 países, con más de 1.150 proyectos. “En Chile ya se han iniciado dos proyectos y la tendencia indica que rápidamente esto irá en aumento dada la importancia que reviste tener una medida de control eficaz y científica en que se pueda probar a las comunidades y a la autoridad ambiental si una superficie impermeabilizada presenta alguna fuga. Hoy existen muchas faenas mineras con problemas de fugas en piscinas de proceso, pilas de lixiviación, rellenos sanitarios, estanques, etc., pero no se sabe cuánto fuga y por donde. De ahí de la importancia de usar estas tecnologías”, concluye Ossandón.

Más antecedentes de estas soluciones en: www.icheck.cl  www.sensor-la.cl

Revise el artículo en Revista InduAmbiente N° 133, pág. 35.