Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

El Valor del GHS

El Valor del GHS

La aplicación del GHS disminuye riesgos asociados al manejo de químicos.

Por Carolina Campos
Gerente de Medio Ambiente
SQ Empresas

A través del tiempo, los productos químicos han contribuido a facilitar una serie de aspectos de la vida humana. Sin embargo, su uso también ha implicado riesgos puesto que pueden causar distintos efectos sobre la salud, desde una simple irritación hasta el cáncer o también la muerte. Así también, provocar negativas consecuencias sobre el medio ambiente.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha estimado que el 25% de los decesos que se reportan anualmente en todo el mundo en los lugares de trabajo se deben a la exposición a sustancias peligrosas, principalmente por su inflamabilidad y explosividad.

Aunque en nuestro país no es obligatorio implementar el GHS (Sistema Globalmente Armonizado de Clasificación y Etiquetado de Productos Químicos), las autoridades se encuentran evaluando las normativas y reglamentaciones ya aplicadas a nivel internacional, especialmente las establecidas por el parlamento Europeo.

El GHS define los peligros físicos/químicos, así como la clasificación de los productos químicos en función de sus propiedades. Además, establece la normativa de etiquetado y fichas de datos de seguridad (FDS); controla el uso ilícito de sustancias químicas y vela por la protección de los trabajadores en los países en desarrollo.

En relación con la actual normativa chilena, el GHS incluye aspectos adicionales de peligro, como por ejemplo la clasificación de carcinogenicidad (posibilidad de producir cáncer en animales o en el hombre) que no se encuentra en la NCh. 382, y los criterios de peligro de corto y/o largo plazo para el medio ambiente. Migrar al GHS es hacerse responsable de identificar y comunicar todos los riesgos que tienen la producción, uso, transporte y destino final de los productos químicos que maneja la empresa.

Servicios de Clasificación

SQ Empresas ofrece servicios de clasificación de formulaciones químicas de acuerdo a los requerimientos del Libro Púrpura de la ONU y según las implementaciones específicas de cada país. Las clasificaciones resultantes ayudan al desarrollo de etiquetados y fichas de datos de seguridad (FDS) bajo los criterios de GHS para aquellos países que hayan puesto en marcha esta iniciativa y para los que están en proceso de hacerlo.

La compañía brinda acceso a una base de datos regulatoria de sustancias químicas que contiene información científica relevante de los requisitos de GHS, tales como clasificaciones químicas globales ya publicadas, datos de toxicidad y ecotoxicidad, además de cursos de capacitación. Tener un equipo de expertos que manejen la temática de GHS a nivel internacional es importante. 

Desde 1999, SQ Empresas y ChemADVISOR Inc. trabajan en cooperación técnica para disminuir los riesgos de medio ambiente, seguridad y salud ocupacional de las operaciones de sus clientes a través de los servicios de auditoría, capacitación, ingeniería y consultoría.

Un Poco de Historia

Entre 1980 y 1990, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) adoptó el convenio N° 170 sobre  seguridad en el uso de los productos químicos en el trabajo, en el que se estableció un enfoque internacionalmente armonizado de clasificación y etiquetado.

En la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (Cumbre de Río, del año 1992), se adoptó una gestión ecológicamente racional de los productos químicos y se acordó que para el año 2000 debería disponerse de un sistema de clasificación y etiquetado armonizado mundialmente.

Lea el artículo completo en Revista InduAmbiente N° 135, págs. 80-81.