Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Realizan primer monitoreo ambiental integrado en bahía de Mejillones

Realizan primer monitoreo ambiental integrado en bahía de Mejillones

Pescadores e industriales de la zona colaboran en estudios que aportarán información de metales pesados, hidrocarburos y variables en columna de agua, sedimentos y biota.



Lunes 10 de julio de 2017.- El primer monitoreo ambiental integrado y participativo financiado por el Gobierno Regional de Antofagasta a través del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR), comenzó a desarrollarse en toda la bahía de Mejillones, desde Punta Chacaya hasta Punta Angamos.

A bordo de una embarcación de pescadores locales y en compañía de autoridades de la zona, el intendente de la II Región, Arturo Molina, se interiorizó de los detalles del estudio “Diagnóstico y monitoreo ambiental de la bahía Mejillones”, que coordina la seremi del Medio Ambiente y ejecuta el Centro de Ecología Aplicada (CEA).

En su recorrido, la autoridad además conoció los sectores donde se efectuarán los muestreos que permitirán levantar información sobre metales pesados, hidrocarburos y variables ambientales en columna de agua, sedimentos y biota.

“Esta es la primera vez que se realiza un diagnóstico ambiental en la bahía de Mejillones con inversión pública, que en este caso bordea los 290 millones de pesos. Esto nos permitirá tener un diagnóstico claro de lo que aquí sucede, para a futuro tomar medidas  que aseguren un éxito en la gestión integrada de la bahía”, afirmó Molina.

Por su parte, el seremi del Medio Ambiente, Felipe Lerzundi, explicó que los monitoreos  son “participativos y transparentes” porque consideran la colaboración de representantes de la pesca artesanal local, como apoyo logístico, y de representantes de la Asociación de Industriales de Mejillones, en calidad de observadores.

“Este monitoreo que hemos apreciado hoy es el primero de los cuatro comprometidos”, precisó la autoridad, quien añadió que estos procedimiento serán complementados con la instalación de una boya oceanográfica para el seguimiento en tiempo real de variables básicas que medirán el comportamiento de la bahía.

Por su parte, el director del Sindicato de Pescadores Algas Rojas, Raúl Riquelme, calificó  este estudio como una primera evaluación: “Tenemos esperanza de que con este estudio se den luces sobre cuáles son los focos fuertemente contaminantes. Cada año, la bahía va empeorando”.

Y agregó: “Todos deberíamos trabajar con el propósito de tener una bahía sana; de tratar de convivir y ayudar un poco al medio ambiente y a las bajas de oxígeno, que es el principal problema que provoca las grandes varazones de todos los años”.