Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Kattherine Ferrada Fuentes

Asesor Ambiental y de Regulación, Fundición Chagres, Anglo American.

IA 149 kattherine Ferrada180x180


Consolidar a Chagres como la fundición líder en desempeño ambiental. Ese es el desafío profesional de largo plazo que se ha impuesto Kattherine Ferrada, quien desde 2011 ejerce como Asesor Ambiental y de Regulación en la mencionada unidad productiva de la empresa Anglo American.

Ingeniero Civil Agrícola de la Universidad de Concepción y Magister en Gestión Ambiental, cuenta con una interesante trayectoria laboral en la que destacan los tres años que estuvo a cargo (2008 a 2011) de la Dirección General de Aguas, del Ministerio de Obras Públicas, en la Región de Atacama.

Hoy en Anglo American, su objetivo primordial es “asegurar que Fundición Chagres mantenga su licencia ambiental y social para operar y dar sustentabilidad a proyectos futuros de la operación, incorporando la gestión ambiental como un pilar de la estrategia del negocio y que incluye a las comunidades de nuestra área de influencia”.

Definida como una profesional que busca aplicar integralmente los conceptos de la ingeniería en el manejo y uso eficientes de los recursos naturales, con miras a alcanzar objetivos estratégicos y de sustentabilidad en las iniciativas que desarrolla, Kattherine Ferrada se ha planteado un relevante desafío en el corto plazo: “Lograr que las escorias de Chagres sean vistas como un subproducto y puedan ser desclasificadas como residuos mineros masivos, asimilando la experiencia internacional de las Naciones Unidas o de la Comunidad Económica Europea. Esto sentará un precedente en el área de las fundiciones y permitirá al país reducir la cantidad de pasivos ambientales asociados a este negocio”, asegura.

Estructurada y ordenada en su trabajo, ha desarrollado comprobadas capacidades para manejar conflictos y liderar equipos.

Fuera del ámbito laboral busca relacionar siempre la temática ambiental con el bienestar de las personas. Es por ello que realiza charlas voluntarias sobre estos temas en comunidades y escuelas. Además, ayuda a un grupo de mujeres de Catemu a mejorar su empleabilidad a través de la enseñanza de técnicas textiles (telar mapuche).

Publicado en InduAmbiente 149 (noviembre-diciembre 2017), pág. 121.