Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Presidenta Bachelet y Ministro Mena promulgan Acuerdo de París

Presidenta Bachelet y Ministro Mena promulgan Acuerdo de París

La ceremonia se realizó en la planta solar “Quilapilún”, donde la jefa de Estado también se refirió a cómo operará la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático.



Miércoles 12 de abril de 2017.- En 2015 se realizó en París la 21ª Conferencia de las Partes (COP21) de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático. La meta impuesta en esa ocasión fue no superar la barrera de los 2°C por sobre los niveles preindustriales, ya que la evidencia científica indicaría que superar esa barrera conduciría a consecuencias peligrosas e irreversibles.

En ese contexto, el Acuerdo de París es un instrumento de implementación de dicha convención, por medio del cual se busca crear un marco para iniciar esa transformación, estableciendo reglas, procedimientos e instrumentos para avanzar en esa dirección, sobre la base de las Contribuciones Tentativas Nacionalmente Determinadas.

“Mientras en otros países hay quienes insisten irresponsablemente en poner en duda este fenómeno, desconociendo las evidencias de la mayoría de los trabajos científicos, en Chile esa discusión ya fue zanjada: el desajuste climático ha sido producido por la intervención humana y su respuesta debe encontrarse en esa misma intervención humana.  Por eso Chile ha decidido actuar”. Así lo afirmó la Presidenta Michelle Bachelet durante la ceremonia de promulgación del Acuerdo de París, que se realizó ayer en la planta solar fotovoltaica Quilapilún, ubicada en la comuna de Colina, en que también participó el ministro del Medio Ambiente, Marcelo Mena.

En ese sentido, el secretario de Estado sostuvo que “el Acuerdo de París es fruto del trabajo de más de 193 países que le dijeron al mundo entero, que debemos poner fecha de expiración a los combustibles fósiles, para así brindar un futuro climático seguro a las próximas generaciones”.
 
Durante el segundo gobierno de la mandataria, el 50% de la capacidad instalada nueva corresponde a Energías Renovables no Convencionales (ERNC). El año pasado, el 75% de la energía que entró fue ERNC. En tanto, si en 2013 las licitaciones eran caras y se abastecían sólo de energía convencional, las reformas de la política energética trajeron más competencia y dinamismo al sector. Esto, además, logrando tener una matriz con más ERNC y reduciendo los costos y emisiones a menos de la mitad.
 
“Esta es una transición energética sin precedentes, sin subsidios, donde rompimos el récord de la energía más barata ofertada en el mundo entero y que hoy es mirada como un camino a seguir por otras naciones. Nuestra política energética y frente al cambio climático es un claro desmentido a quienes divulgan la pobre caricatura de que Chile es un país que no avanza. Lo que promulgamos hoy y lo que vemos hoy aquí son hechos no palabras”, puntualizó Bachelet.

Por su parte, Mena agregó que “se trata de una promesa de reducir emisiones hacia la segunda parte de este siglo y hoy Chile lidera en energías renovables, con un gobierno que ha impulsado que casi la mitad de la energía nueva instalada sea renovable no convencional producto del viento, el sol, viento y las pequeñas centrales hidráulicas”.
 
Agencia

En el marco de la visita a la planta solar Quilapilún y la promulgación del Acuerdo de París, la jefa de Estado también se refirió a cómo operará la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, cuya creación anunció el 21 de mayo pasado.

“El objetivo de esta agencia será generar acuerdos sectoriales para la adaptación al cambio climático y lograr una producción de menores emisiones. Esta agencia buscará las soluciones a los desafíos de la industria, articulará la implementación de estas, además de ofrecer financiamiento. Tendrá presencia nacional, y será presidida inicialmente por el ministro del Medio Ambiente”, concluyó la Presidenta Bachelet.