Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

El Boom de las ERNC

Charles Kimber

Charles Kimber 155x155
Gerente de Asuntos Corporativos y Comerciales
Arauco


El auge que han tenido las Energías Renovables No Convencionales en Chile ha sido, sin duda, superior al esperado. Esto significa que han logrado ser lo suficientemente competitivas como para estar integradas a la matriz energética chilena a costos atractivos. De hecho, el mes pasado, este tipo de fuente totalizó el 20,2% de la generación de los sistemas interconectados del Norte Grande (SING) y Central (SIC), representativos de casi la totalidad del consumo eléctrico del país.

Claramente, estamos ante una gesta muy relevante, dado que el resultado anticipa en ocho años la meta impuesta por el Estado de Chile, de que en 2025 al menos el 20% de la generación del país proviniera de fuentes limpias.

La tendencia al alza es muy clara. Por ejemplo, según datos de la Asociación Chilena de Energías Renovables (Acera), la capacidad instalada de las fuentes solares y eólicas aumentó más de 7 veces en los últimos cuatro años, considerando que en 2013 había 299 MW instalados y actualmente tenemos 2.191 MW, con respecto a la energía ERNC totales.

En ARAUCO estamos orgullosos de seguir esta línea y de haber creído y apostado hace más de 20 años atrás al desarrollar una filial que participa en el negocio eléctrico chileno sobre la base de biomasa forestal, un tipo de ERNC.

En esta misma línea, nuestras propias proyecciones en materia de generación eléctrica son muy auspiciosas también, puesto que sólo el proyecto de Modernización y Ampliación de la Planta Arauco (MAPA) -iniciativa que cuenta con luz verde de las autoridades- incidiría en un aumento superior al 50% de excedentes que son aportados al SIC, superando los 300 MW.

Columna publicada en InduAmbiente 149 (noviembre-diciembre 2017), pág. 57.