Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Edificios Eficientes

Diego Lizana

Diego Lizana ACHEE-interior

Director Ejecutivo Agencia Chilena de Eficiencia Energética


Según cifras del Balance Nacional de Energía, la edificación comercial, pública y residencial representa el 27,1% del consumo de energía del país, siendo el tercer sector en este ítem a nivel nacional. Dicho porcentaje corresponde a 87.335 GWh, proveniente principalmente del uso de la leña (46,9%), derivados de petróleo (19,8%) y consumo eléctrico (24,9%).

Frente a este escenario, la Agencia Chilena de Eficiencia Energética asumió el desafío de impactar positivamente en el sector edificación, implementando proyectos de eficiencia energética en edificaciones existentes con énfasis en la infraestructura hospitalaria, mejorando con ello la gestión de la energía que se realiza en estos recintos. En estos momentos estamos desarrollando proyectos que alcanzan ahorros energéticos que superan el 30% en hospitales de alta complejidad, los cuales, entre otros beneficios, se traducen en importantes mejoras en sus estructuras de costos, en un mayor confort para los pacientes y sus familias, y en mejores condiciones de trabajo para los profesionales de la salud.

Una de las iniciativas es el Programa de Eficiencia Energética en Edificios Públicos (PEEEP), creado en 2009, que considera las etapas de diagnóstico, implementación y medición y verificación de los proyectos.

Desde las primeras implementaciones, en 2011, se comenzó a trabajar en hospitales. Este trabajo se fue profundizando hasta que en enero de 2015 se firmó un convenio de colaboración técnica entre el Ministerio de Salud y el Ministerio de Energía para implementar un programa de eficiencia energética en los hospitales públicos de alta complejidad, objetivo dispuesto en la Agenda de Energía del Gobierno. En 2015 se realizaron trabajos en 14 recintos de ese tipo de la Región Metropolitana, siguiendo el modelo PEEEP.

Instalaciones de calderas de condensación, bombas de calor, chillers e incorporación de paneles solares térmicos, fueron parte de estos proyectos para mejorar aspectos de climatización, calefacción, producción de agua caliente sanitaria, como asimismo recambios a luminarias LED.

Estos proyectos en promedio sobrepasan el 40% de ahorro energético. En términos de disminución del gasto por concepto de energía, los 14 hospitales de 2015 en conjunto dejarían de gastar más de $1.000 millones al obtener un ahorro de energía total superior a 20 GWh al año.

En 2016, la Agencia comenzó a medir y verificar los ahorros obtenidos en los recintos hospitalarios intervenidos en 2015 y a instalar capacidades de gestión de energía en los hospitales con el fin de dejar herramientas para el buen uso y cuidado de este recurso.

También durante 2016 y 2017 se han implementado en regiones proyectos de eficiencia energética en recintos hospitalarios de alta complejidad, con proyectos similares a los ejecutados en la Región Metropolitana. Entre las medidas destaca el recambio de combustibles por fuentes más eficientes y amigables con el medio ambiente, como en los casos de Quilpué, que actualmente usa leña, y de Concepción y Valdivia, que utilizan carbón. Con esta medida se reducen emisiones de CO2 y de material particulado, beneficiando de manera directa a las comunidades.

Este año ya se encuentran en licitación ocho proyectos de hospitales más entre Iquique y Puerto Montt y próximamente se licitarán otros cuatro a lo largo del país.


Columna publicada en Revista InduAmbiente N° 145, marzo-abril 2017 (pág. 49).