Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Ministros aprueban planes de descontaminación para Coyhaique y el Gran Concepción

Ministros aprueban planes de descontaminación para Coyhaique y el Gran Concepción

Así, se completa la elaboración de 14 nuevos PDA, para proteger la salud de diez millones de chilenos que viven en las ciudades con más polución atmosférica.



Jueves 14 de diciembre de 2017.- El Consejo de Ministros para la Sustentabilidad, presidido por el ministro del Medio Ambiente, Marcelo Mena, hoy aprobó dos nuevos Planes de Descontaminación Atmosférica (PDA) por material particulado fino (MP 2,5), para la ciudad de Coyhaique y el Gran Concepción.

Con el visado de estos últimos dos, se cumple el compromiso del gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet de elaborar 14 planes de descontaminación atmosférica durante el período 2014-2018. Ello, con el objetivo de proteger la salud y mejorar la calidad de vida de diez millones de chilenos que viven en las ciudades que concentran los mayores índices de contaminación ambiental. Principalmente, en las localidades de la zona centro-sur del país.

“En este gobierno hemos puesto en vigencia los planes de descontaminación para la Región Metropolitana, Huasco, Valdivia, Osorno, Chillán y Chillán Viejo, Talca y Maule, Temuco y Padre Las Casas, Andacollo y Coyhaique, por material particulado grueso (MP10), y ya están terminados y en tramitación final para su aprobación por Contraloría los planes de Concón-Puchuncaví-Quintero, Los Ángeles y para el Valle Central de la Provincia de Curicó”, afirmó el ministro Marcelo Mena.

ConceRespira

En lo que respecta al Plan de Descontaminación Atmosférica por MP2,5 para las comunas del Gran Concepción, denominado ConceRespira, este comprende un total de 10 comunas (Concepción, Talcahuano, San Pedro de la Paz, Chiguayante, Coronel, Lota, Hualpén, Penco, Tomé y Hualqui). En esa zona la principal fuente de contaminación es la combustión de leña para calefacción residencial (59% de las emisiones de MP2,5), seguida de las emisiones industriales (34%), el transporte (5%) y las quemas agrícolas (2%).

Entre las principales medidas para descontaminar el Concepción Metropolitano, en materia residencial, destacan el recambio de 20 mil estufas a leña altamente contaminantes, 20 mil subsidios de mejoramiento térmico para viviendas, la regulación del uso de calefactores y cocinas a leña, y mejoras en la calidad de esta.

En materia de industria, establece metas de emisión de material particulado, sistemas de compensación de emisiones y normas de emisión de material particulado y de gases precursores de MP 2,5, entre otros. Mientras que, en el sector transportes, incorpora la creación de 50 km de ciclovías, la incorporación de filtros de partículas para vehículos pesados y la renovación del parque de buses.

El objetivo de este plan es reducir en un 44% las concentraciones de MP 2,5, para alcanzar la norma de calidad del aire en un plazo de 10 años. Tiene un costo de US$ 236 millones y beneficios equivalentes a US$ 655 millones, asociados principalmente a la salud de sus habitantes, como reducción de mortalidad, de admisiones hospitalarias y de visitas a salas de urgencia.

Nuevo plan para Coyhaique

Respecto del plan de descontaminación atmosférica para Coyhaique, se trata de una actualización del PDA hoy vigente, que fue elaborado para el MP 10. El nuevo instrumento incorpora mayores exigencias, estándares y diversas medidas, con el fin de controlar los índices de material particulado fino, que es el más dañino para la salud.

Su principal objetivo es reducir en un 77% las concentraciones de MP 2,5, en un plazo de 10 años, para cumplir con la norma de calidad del aire en una zona donde el 99% de la contaminación proviene de la combustión residencial de leña utilizada para calefacción y cocina.

Entre otros aspectos, incorpora cinco mil nuevos recambios de calefactores a leña, a los 10 mil ya comprometidos en el plan vigente, con lo que se busca abarcar a casi el 75% de las viviendas de la ciudad. Junto con ello, se realizará un estudio para determinar dispositivos de abatimiento de emisiones en aparatos a leña residenciales, así como un programa de rehabilitación energética de las casas.