Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Ministro Mena confirma que este año no regirá restricción permanente a catalíticos

Ministro Mena confirma que este año no regirá restricción permanente a catalíticos

No obstante, señaló que otras medidas de las más de 130 que incluye el nuevo PDA "SantiagoRespira" tendrán vigencia inmediata.



Miércoles 29 de marzo de 2017.- El ministro del Medio Ambiente, Marcelo Mena, esta mañana confirmó que la restricción vehicular permanente no regirá a partir de este año en Santiago. “Como gobierno, debemos tomar medidas que tengan implementación gradual, porque así permitimos a la ciudadanía que se informe y tome los resguardos que sean necesarios para adoptar estos cambios que hemos anunciado”, sostuvo.

De esta forma, el secretario de Estado precisó que “este invierno vamos a adoptar las mismas medidas que hemos tenido los últimos 25 años, que es una restricción vehicular para vehículos con sello verde solo en preemergencia y emergencia ambiental. Medidas que han permitido que este último año Santiago haya vivido el aire más limpio desde que tiene registro, ya que hemos reducido a la mitad los episodios críticos por material particulado fino”.

La restricción permanente a vehículos catalíticos es una de las medidas incluidas en el nuevo Plan de Descontaminación Atmosférica (PDA) para la capital, denominado “SantiagoRespira”.

Al respecto, Mena señaló que “es un plan complejo que requiere de un tiempo para su revisión y aprobación, por lo tanto, hemos decidido aplazar solo por una vez y, por este invierno, la entrada en vigencia de la restricción vehicular permanente hasta el próximo año”.

Además, el ministro del Medio Ambiente recordó que la restricción vehicular es solo una de más de 130 medidas contempladas en el plan “SantiagoRespira” y que prácticamente la totalidad de ellas se implementará una vez que el plan entre en vigencia. De esta forma, se aplicarán normas de emisión más estrictas para las industrias, para la maquinaria fuera de ruta y la prohibición total de los calefactores a leña en Gran Santiago.
 
“Menos del 7% de los hogares de la región usan leña para calefaccionarse, pero son responsables de más de la mitad de la contaminación en invierno. No se justifica que el beneficio particular de unos pocos tenga un costo tan alto para toda la ciudad y sus habitantes”, concluyó la autoridad.