Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Más de 20 entidades firman acuerdo para proteger la cuenca del lago Vichuquén

Más de 20 entidades firman acuerdo para proteger la cuenca del lago Vichuquén

El convenio, impulsado por la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, compromete acciones para la gestión sostenible de esta zona del Maule.



Miércoles 13 de septiembre de 2017.- Con la firma del primer Acuerdo Voluntario para la Gestión de Cuencas en la Región del Maule, 23 entidades –agencias del Estado, empresas y organizaciones sociales– se comprometieron a instalar en los próximos 10 años un conjunto de acciones para avanzar en la prevención de los riesgos de contaminación lacustre y de incendios, así como en la gobernanza de los recursos estratégicos de la cuenca del lago Vichuquén y de otros cuerpos y cursos de agua de la zona,  y su patrimonio ambiental.

Esta iniciativa, impulsada por la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático (ASCC),  proyecta la labor realizada en 2015 por la Mesa Técnica Vichuquén, bajo la coordinación del Ministerio del Medio Ambiente y constituye una oportunidad para integrar a las empresas forestales y de turismo con las acciones comunitarias locales y los esfuerzos de la institucionalidad sectorial.
 
Durante la ceremonia de firma, realizada esta semana, Juan Ladrón de Guevara, director ejecutivo de la ASCC, destacó que el gran valor del convenio es la coordinación de la voluntad de las partes. “Está abriendo camino en desafíos que son estructurales del territorio; ayuda al Ministerio del Medio Ambiente a preparar una norma de calidad secundaria para el lago y después, si es necesario, un plan de descontaminación o prevención. En Chile, tenemos muy pocas normas secundarias y probablemente podamos avanzar en ese sentido, además de la gestión y manejo de los riesgos, como la prevención de incendios”, acotó Ladrón de Guevara.

Por su parte, Enrique Ugarte, Director Regional de Aguas del Maule, afirmó: “Esta alianza es un avance hacia la gestión integrada del recurso hídrico. Diversos organismos internacionales recomiendan a Chile y al mundo trabajar en esa línea, con énfasis en la calidad de aguas. Recomendación que la reforma al Código de Aguas recoge con la prohibición de otorgar derechos de aprovechamiento en glaciares, áreas silvestres protegidas o cuencas agotadas”.

Adherentes

Este acuerdo beneficiará a una mejor gestión de las cuencas del lago Vichuquén, estero Llico y lagunas Torca, Tilicura, Agua Dulce, en la provincia de Curicó.  Es el tercero que concreta la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático en el país, tras el exitoso proceso participativo que dio origen a la firma de los acuerdos para la protección de la subcuenca de los ríos Maipo y Clarillo (RM) y de la cuenca birregional de El Yali (RM y Valparaíso).
 
Por el sector público, la iniciativa vincula a los Ministerios del Medio Ambiente y Vivienda; seremi de Salud, Municipalidad de Vichuquén, Dirección General de Aguas (DGA), Conaf, Indap, SAG, Sernatur, Dirección de Obras Hidráulicas (DOH) y Armada de Chile.
 
Además, se comprometieron la Universidad Católica del Maule, INACAP Sede Curicó, Unión Comunal Lago Vichuquén, Asociación Patrimonial Amigos de Vichuquén, Centro de Padres y Apoderados Escuela Lago Vichuquén, Centro de Padres y Apoderados Liceo Entre Aguas de Llico, Comité Medio Ambiental Aitué, Cooperativa de Servicio de Agua Potable de Llico, Grupo Folklórico Encanto de Llico, y a las juntas de vecinos de Llico y de La Playa de Boyeruca.
 
Junto a esas entidades, se anunció que en el transcurso del mes se sumarán la Agrupación Indígena de Vichuquén, Agrupación de Turismo de Vichuquén, la empresa Arauco, la Cámara de Comercio y Turismo de Vichuquén, la Parroquia Nuestra Señora del Carmen de Vichuquén y la Dirección de Obras Portuarias Maule.

Los firmantes deberán trabajar colectivamente para la recuperación ambiental y desarrollo sustentable de la zona, para lo cual en octubre próximo tendrán el primer encuentro de trabajo.

Entre los objetivos está el identificar y gestionar riesgos de desastres, cumplir las normas de emisión en las descargas reguladas, avanzar en el control de las emisiones puntuales no reguladas y mitigar los efectos de las fuentes difusas; gestionar el recurso hídrico para asegurar disponibilidad de agua para consumo humano y la existencia y continuidad de la agricultura familiar; promover la responsabilidad social ambiental y la gestión integrada de la cuenca, junto con fomentar y desarrollar un turismo sustentable y el empleo a nivel local.