Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Mapa del ruido identifica lugares con mayor y menor contaminación acústica en la capital

Mapa del ruido identifica lugares con mayor y menor contaminación acústica en la capital

Herramienta desarrollada por el MMA muestra que las comunas de Santiago, Puente Alto, Maipú, Las Condes y Ñuñoa presentan índices elevados de presión sonora.



Miércoles 26 de abril de 2017.- El Gran Santiago urbano cuenta hoy con un nuevo y actualizado mapa del ruido diurno y nocturno, desarrollado por el ministerio del Medio Ambiente (MMA). Se trata de una representación gráfica de la contaminación acústica en zonas determinadas –ciudad, región, comuna, barrio, etc. –, que permite reconocer la distribución espacial y temporal de este contaminante invisible.

Este mapa muestra que más de 1.219.837 de santiaguinos (19%), están expuestos a altos niveles de ruido diurno  y alrededor de 1.870.000 (29%) a contaminación acústica nocturna.
 
“El ruido afecta la salud de las personas y es por eso que tenemos que regular, pero para comenzar este trabajo debemos saber cuánta contaminación acústica tenemos”, enfatizó esta mañana el ministro del Medio Ambiente, Marcelo Mena.

Hoy, en el día Internacional del Ruido, el MMA presentó la primera actualización en cinco años del mapa del ruido de Gran Santiago urbano, que evidencia que los capitalinos viven  con un contaminante invisible que afecta la calidad de vida y, además, identifica zonas con altos y bajos niveles de ruido.

“Estos datos, que estarán disponibles en una página web (mapcity.life.com) para la ciudadanía, es el primer paso para reconocer que tenemos un problema de contaminación acústica que debemos abordar. Estos datos nos permitirán la toma de decisiones en el desarrollo de normativas, el ordenamiento territorial, así como impulsar iniciativas para abordar las principales fuentes de ruido que tiene que ver, principalmente, con el tránsito vehicular. Es por eso que estamos midiendo y que dichas fuentes estarán sujetas a una norma de emisión de ruido”, aseguró Mena.

Paralelamente al mapa de ruido, el ministerio del Medio Ambiente creará una red de monitoreo piloto, en primera instancia, para adquirir experiencia en la implementación y administración de estaciones de medición continua de niveles de ruido, así como generar información empírica de los niveles de ruido presentes en ciertos puntos de la ciudad. Lo anterior, identificando la variación temporal y espacial del ambiente acústico presente en zonas específicas.
 
Red de monitoreo

“Con los resultados que arrojan los mapas de ruido y una futura red de monitoreo, se generará información ambiental para analizar la posibilidad de diseñar una futura Norma Primaria de Calidad Ambiental para el contaminante ruido. Con estas acciones mencionadas, nuestro ministerio comienza a hacerse cargo del problema de ruido ambiental, asunto que se presenta como pionero en Latinoamérica”, agregó el secretario de Estado.

De esta manera, cuando se disponga de una norma de calidad primaria de ruido, tal como en aire, se deberá declarar zona saturada. Y, en caso de latencia/superación de un estándar, se generará, por primera vez en Chile, un plan de prevención de descontaminación de ruido.
 
El mapa del ruido abarcó a 35 comunas del Gran Santiago Urbano e incluyó el modelamiento de niveles de ruido generados por el transporte terrestre (vehículos privados, buses de locomoción colectiva, metro y trenes interurbanos), tanto diurnos como nocturnos. La representación gráfica de la situación acústica muestra que las comunas de Santiago, Puente Alto, Maipú, Las Condes y Ñuñoa presentan índices elevados de ruido diurno, mientras que Los Prado, San Joaquín, Huechuraba, Lo Barnechea y Padre Hurtado, con niveles bajo la norma OCDE.