top.jpg


Agua potable de Antofagasta será extraída del mar Imprimir

Empresa invertirá US$ 100 millones en nueva planta desalinizadora, que asegurará el 100% del abastecimiento en la capital de la II Región.


Antofagasta, martes 11 de noviembre de 2008.- El "fantasma del arsénico" tiene los días contados en una comuna que durante décadas registró niveles de cánceres -piel y vejiga, entre otros- hasta seis veces más altos que en la zona central, según estudios del Colegio Médico.

El primer hito fue el año 2003, cuando entró en operaciones la primera planta desalinizadora de agua de mar destinada al consumo humano en el sector La Chimba, al norte de la ciudad, que abastece a 160 mil personas, la mitad de su población. El segundo paso fue anunciado ayer por el gerente general de Aguas Antofagasta, Marco Kutulas, en una cumbre mundial sobre el tema, con participación de expertos europeos, latinoamericanos y chilenos. La empresa construirá una segunda unidad, esta vez, en el sector sur de la ciudad, con una inversión de US$ 100 millones, y que cubrirá desde el año 2011 la demanda que no estaba cubierta. Así, 320 mil personas beberán agua potable sacada del mar.

"El proyecto también considera la construcción de estanques, sistemas de conducción del agua desde el mar hasta la zona de almacenaje y distribución, estudios de ingeniería y licitaciones internacionales", explicó Kutulas.

Pero no es todo. El ejecutivo también señaló que en un plazo de cinco años, los 25 mil habitantes de Tocopilla –ubicada 170 kilómetros al norte- también contarán con una planta desalinizadora, la que se suma a la unidad que opera desde mediados de año en Taltal -290 kilómetros al sur- con cinco litros por segundo y que abastece al 15% de esa comuna de 12 mil habitantes.

"Con ello, la II Región se consolida como pionera en el país y en el continente, con cuatro plantas", agregó Kutulas.

Desde el siglo XIX

Al ingeniero industrial español Juan María Sánchez, de la compañía Ecoagua, y con tres décadas de experiencia en el tema, no le sorprende el liderazgo que está ejerciendo el país. "Chile está obligado a desalinizar, pero es curioso que ahora resurja esta necesidad, porque en los textos más antiguos de historia de la desalinización del siglo XIX, ya aparece Chile", sostuvo, añadiendo que, por el cambio climático, la contaminación y la escasez de recursos, es la única forma de asegurar el consumo de agua humano y de las industrias.

De hecho, las proyecciones sobre su producción se disparan en forma exponencial: de los actuales 60 millones de metros cúbicos de agua desalinizada en el mundo, al año 2015 se espera un aumento de 32 millones. De ellos, 190 mil corresponderán a Chile. América Latina representará el 2%, con México, Brasil y Chile a la cabeza.

Fuente: El Mercurio

 
 
 
Ezequías Alliende 2483 - Providencia - Santiago de Chile
Teléfono 56-2 2927 2000 - Fax: 56-2 2927 2021 - E-mail: tiemponuevo@induambiente.cl - ventas@induambiente.cl
Diseño y Desarrollo por Kontacto Global