Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Inician proyecto para recuperar suelos degradados en Quintero y Puchuncaví

Inician proyecto para recuperar suelos degradados en Quintero y Puchuncaví

La iniciativa busca diseñar una experiencia piloto donde se aplicarán técnicas de revegetación y control de erosión, para disminuir la degradación ambiental en la zona.



Jueves 24 de agosto de 2017.- El Ministerio del Medio Ambiente (MMA) comenzó la ejecución del proyecto  “Recuperación de suelos degradados con plantas fito-estabilizadoras y vegetación nativa en las comunas de Quintero y Puchuncaví”.

La iniciativa, que el MMA desarrollará hasta fin de año en colaboración con la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (UCV), tiene como propósito diseñar una experiencia piloto que permita recuperar suelos degradados mediante técnicas de revegetación y control de erosión, de manera de disminuir la degradación ambiental en ambas comunas.

“Este proyecto tiene relación con una de las iniciativas plasmadas en el marco del Programa de Recuperación Ambiental y Social (PRAS). Es una muestra que ojalá podamos replicar en otros lugares de este territorio, porque es necesario recuperar muchos de los terrenos erosionados”, comentó la Seremi del Medio Ambiente, Tania Bertoglio.

Como primera etapa, se llevará a cabo un levantamiento de información de la calidad de los suelos de Quintero y Puchuncaví, que considera la fotointerpretación y supervisión en campo de áreas deforestadas, erosionadas y vulnerables a la degradación.

En la segunda fase se contempla la gestión y recuperación de suelos degradados ya identificados. Esto incluye la construcción de al menos una estación de experimentación con técnicas de remediación de suelos. Y, posteriormente, la propagación de especies nativas que sean colonizadoras de suelos degradados y nodrizas de otras especies.

Finalmente, se realizarán jornadas de educación ambiental respecto a la recuperación de suelos, además de la inauguración de parcelas demostrativas y áreas verdes desarrolladas en el marco del proyecto.

Según explicó Cristian Yulton, profesor de la Escuela de Agronomía de la UCV, “se probarán dos tipos de enmiendas en el suelo. Uno, para poder regular PH con enmiendas cálcicas, y otro, aportar materia orgánica con turba para retener humedad, mejorar la estructura del suelo y darle mejor porosidad a las plantas de modo que se puedan establecer.

Y el académico agregó: “Esta acción se puede replicar en cualquier lugar donde tengamos suelos degradados y acidificados por el impacto de actividad minera”.