Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Capacidad Total

Capacidad Total

Silob Chile posee alta tecnología para ensayos microbiológicos y químicos.

Un laboratorio con amplia capacidad analítica y reconocida trayectoria. Así se podría definir a Silob Chile, empresa con 27 años de vida que hoy dispone de todas las herramientas para realizar ensayos en microbiología y química en aguas, residuos industriales líquidos (riles), sedimentos y lodos, en alimentos y productos hidrobiológicos. En el año 2002, el laboratorio obtuvo sus primeras acreditaciones ante el Instituto Nacional de Normalización (INN), y actualmente cuenta con las siguientes validaciones:

•             LE106: Físico química y muestreo para aguas.
•             LE045: Microbiología y muestreo para aguas
•             LE875: Química para suelos, lodos y residuos industriales sólidos (rises).
•             LE041: Microbiología y muestreo para productos hidrobiológicos
•             LE042: Química y muestreo para productos hidrobiológicos.
•             LE044: Físico organoléptica y muestreo para productos hidrobiológicos.
•             LE273: Microbiología y muestreo para utensilios, superficies, ambiente y    manipuladores.
•             LE728: Microbiología para alimentos.
•             LE729: Química para alimentos.

Además, está acreditado como organismo de inspección para: muestreo para ensayos químicos, microbiológicos, físico-organolépticos y bioensayos para productos pesqueros (OI113); muestreo, mediciones y pruebas para ensayos físico-químicos, físico-organoléptico y microbiológicos de aguas (OI114); y muestreo para ensayos microbiológicos de utensilios, superficies, manipuladores y ambiente (OI115).

“Contamos con 120 colaboradores, y con equipos que nos permiten automatizar los procesos, mejorar nuestros límites de cuantificación y disminuir los tiempos de respuesta (Tempo, Vidas, PCR, EAA, Generador de Hidruros, Horno de Grafito, HPLC y GC, (cromatografías líquida y gaseosa)”, destaca su gerente general, Jaime Lobos.

Tecnología de Punta

Para brindar un mejor servicio y satisfacer las necesidades de sus clientes, Silob adquirió recientemente un espectrómetro de masas con acoplamiento de plasma inductivo (ICP-MS) Agilent 7700x,  una variante de las técnicas de análisis por espectrometría de masas.

Sus ventajas principales son la alta precisión, bajos límites de detección (ppb) y reducido tiempo en la entrega de resultados  de análisis en campañas multielementos.

El ICP-MS analiza la mayoría de los elementos e isótopos presentes en la tabla periódica de manera simultánea, en no más de un par de minutos (Aguas; Mg, Ca, V, Cr, Mn, Fe, Co, Ni, Cu, Zn, As, Se, Ag, Sb, Ba, Hg, y Pb. Lodos y organismos; As, Cd, Cu, Cr, Fe, Mn, Hg. Mo, Ni, Pb, Se, V y Zn).

Entre los campos de aplicación destacan: medio ambiente, alimentación, semiconductores, clínico, químico/petroquímico, farmacéutico, productos manufacturados, forense, geología, y nuclear.

“Hemos realizado la validación de los siguientes metales en agua de mar: Ag, As, Ba, Cd, Co, Cu, Cr, Fe, Mg, Hg, Mo, Pb, Sb, Se, Sr, V y Zn, siguiendo el protocolo de Standards Methods for the Examination of water and wastewater Ed 22nd, obteniendo límites de cuantificación”, indica Lobos.

La acreditación de todas estas técnicas ante el Instituto Nacional de Normalización bajo la norma NCh ISO 17025.Of2005, culminará a principios del 2016. Mientras, el laboratorio puede brindar servicios en forma privada y con los mismos estándares de calidad.

Como elemento de apoyo dispone de dos digestores de microondas Mars, que trabajan en un sistema cerrado, lo cual mejora la recuperación del analito.

Además, Silob ha implementado un software para mantener la información de datos (LIMS) y mejorar la gestión del laboratorio. Este sistema permite automatizar y agilizar el ingreso de muestras, facilitar la emisión de los informes de ensayo, y otorgar acceso directo a sus clientes -a través de la página web- a toda la información de sus muestras.

Revise el artículo en Revista InduAmbiente N° 134, pág. 98.