Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Reducción Garantizada

Reducción Garantizada

El Sistema SCR es la mejor opción para controlar las emisiones de NOx.

Por Patricio Fernández R.
Jefe de Proyectos Área Tecnología
Better Consultores


Los óxidos de nitrógeno (NOx) constituyen uno de los principales contaminantes emitidos durante el proceso de combustión, contribuyendo a la polución ambiental. Estos gases están involucrados en problemas medioambientales, entre los que destaca la lluvia ácida, generando enfermedades como bronquitis y neumonía.
Los NOx son contaminantes gaseosos que se forman principalmente a través de procesos de combustión. Al interior de la unidad de combustión, cerca del 95% del NOx se encuentra en forma de óxido nítrico (NO) y el resto es dióxido de nitrógeno (NO2).

El NOx se puede generar de tres formas: NOx termal, prompt NOx (NOx inmediato) y NOx combustible. Para el caso de este último, hay que considerar que el aire y algunos combustibles utilizados contienen nitrógeno, los cuales, cuando son quemados, forman NOx de combustible. Su producción puede aumentar significativamente durante el proceso de combustión cuando existe nitrógeno en el combustible.

Solución Recomendada

Pensando en las distintas necesidades de los usuarios, especialmente de grupos electrógenos en los sectores industrial y comercial, el Area de Tecnología de Better Consultores, Better Environmental Technologies, ofrece una de las mejores tecnologías para disminuir las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx): el denominado Sistema de Reducción Catalítica Selectiva (SCR en su sigla en inglés).

En concordancia con la experiencia internacional, el sistema SCR es la solución apropiada y recomendada para la reducción de emisiones de NOx, dado que se adapta a las necesidades de los equipos que emiten estos gases, condiciones de operación, calidad del combustible y requerimientos de la normativa vigente.

Esta tecnología logra resultados concretos sin generar problemas en el funcionamiento de los equipos, abatiendo considerablemente las emisiones de óxidos de nitrógeno.

¿Por qué reducir las emisiones? Controlar la contaminación generada por fuentes fijas y móviles es una exigencia que se hace presente cada vez con más fuerza. Los importantes efectos nocivos que ésta tiene sobre la salud de las personas ha motivado la elaboración de una completa gama de normativas que, hoy por hoy, se encargan que tanto fuentes fijas como móviles emitan concentraciones de contaminantes que no provoquen un deterioro significativo de la calidad de vida de la población.

Si bien la emisión de NOx proveniente de grupos electrógenos no se encuentra regulada directamente en Chile, existen antecedentes respecto a que, dependiendo de las características de cada proyecto, las emisiones anuales de NOx podrían requerir compensarse. Por lo tanto, muchas veces es preferible reducirlas a objeto de minimizar su impacto y así evitar la necesidad de compensación.

En la actualidad, las formas de control de emisiones de motores de combustión interna consideran tres opciones:

•    Modificaciones al diseño y funcionamiento del motor
•    Modificaciones y mejoras en el combustible utilizado
•    Aplicación de tecnología post-tratamiento de gases

Alta Eficiencia

De acuerdo a la experiencia internacional, la tecnología más eficiente para disminuir las emisiones de óxidos de nitrógeno corresponde a la Reducción Catalítica Selectiva (SCR), que logra alcanzar eficiencias de remoción de entre 90 y 98%.


Revisa este artículo completo en Revista N° 118 (septiembre-octubre 2012).