Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Máxima Eficiencia y Ahorro

Máxima Eficiencia y Ahorro

BOSCH ofrece soluciones de generación de vapor y agua caliente a la medida.

Reconocida a nivel mundial como especialista en la fabricación de calderas industriales para la generación de vapor y agua caliente, la división Bosch Termotecnología del Grupo Bosch pone a disposición de la industria una serie de productos desarrollados y adaptados según las necesidades de sus clientes.

“Actualmente, la empresa alemana cuenta con más de 110 mil sistemas de calderas industriales instalados en cerca de 140 países, un claro ejemplo de la alta calidad y confiabilidad de sus equipos y servicios”, afirma Felipe Guerrero, Sales Manager de Bosch Termotecnología.

Desde su fundación, en 1865, Bosch Termotecnología se ha especializado en la fabricación de calderas industriales. De esta forma, adquirió un amplio know how técnico con el fin de desarrollar distintas innovaciones que tienen como objetivo mejorar y garantizar la mayor eficiencia, seguridad y confiabilidad de sus soluciones.

“Desde 2012, todos los sistemas que se comercializaban bajo la marca LOOS hoy se presentan bajo la marca Bosch, lo que nos ha permitido aunar capacidades”, agrega el profesional.

Equipamiento Óptimo

Las calderas del Grupo Bosch son los primeros productos en el mundo equipados de fábrica con economizadores integrados. Gracias a esto, recuperan el calor de los gases de combustión, incrementando su eficiencia entre un 7% y un 15%, lo que se traduce en un importante ahorro de combustible.

Adicionalmente, incorporan quemadores de última tecnología que permiten la operación con prácticamente cualquier combustible líquido o gaseoso, además de generar mínimas emisiones contaminantes (diésel y gas).

Otro punto importante es el alto grado de automatización de las calderas y las tecnologías que incorporan, cumpliendo así con los más altos estándares europeos. Sumado a lo anterior, cuentan con controles PLC con pantalla táctil y sensórica, pudiendo operar hasta 72 horas sin supervisión, aun cuando la normativa actual chilena obliga a tener un monitoreo permanente.

Hoy, el portafolio de la división Bosch Termotecnología en Chile está compuesto por dos líneas de equipos: las calderas de vapor, fabricadas en Gunzenhausen, Alemania, y las calderas de agua caliente y sobrecalentada, provenientes de Bischofshofen, Austria.

Las primeras poseen el más amplio rango de capacidades disponibles en el mercado, cubriendo demandas desde los 175 Kg/hr hasta los 55.000 Kg/hr de vapor, con presiones de hasta 30 bar. “Entre sus ventajas, se cuenta el disponer de suficiente reserva de vapor para abastecer consumos instantáneos sin interrupción”, señala Guerrero.

Por su parte, las calderas de agua caliente y sobrecalentada suplen demandas que van desde los 650 KW hasta los 38.000 KW, generando agua caliente de hasta 120°C y agua sobrecalentada de hasta 240°C. En este caso, el dimensionamiento y el equipamiento se realizan conforme a las necesidades de cada cliente, con numerosas opciones y múltiples posibilidades de configuración.

“Gracias a su tecnología, un cliente que compre una caldera industrial Bosch está adquiriendo compromiso con calidad y disponibilidad a largo plazo, además de contar con todo el apoyo y respaldo técnico/comercial sin intermediarios, directamente del fabricante”, destaca Felipe Guerrero.

Artículo publicado en Revista InduAmbiente N° 145 (marzo-abril 2017, pág. 89).