Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Eficientes y Limpias

Eficientes y Limpias

Bosch provee calderas que reducen el consumo de energía y las emisiones.

Producir optimizando los recursos y de manera limpia son principios de acción para toda empresa hoy en día.

Así lo entienden en Bosch, empresa con más de 100 años en Chile que destaca por comercializar sistemas de calderas de alta eficiencia y módulos cuidadosamente seleccionados para una perfecta combinación, garantizando un menor consumo de energía y bajas emisiones.

Calderas de Vapor y Agua

Desde su fundación, en 1865, Bosch Termotecnología se ha especializado en la fabricación de calderas industriales, adquiriendo un amplio know how técnico, con el fin de desarrollar distintas innovaciones que tienen como objetivo mejorar y garantizar la mayor eficiencia, seguridad y confiabilidad disponible en el mercado.

“Cada año fabricamos más de 1.500 calderas en nuestros modernos centros de producción ubicados en Alemania y Austria. El portafolio de productos incluye calderas de vapor con una gama de producción desde 175 kg/h hasta 55.000 kg/h”, explica Felipe Ribera, Ingeniero de proyectos, División Termotecnología.

Asimismo, la empresa alemana destaca por sus calderas de agua sobrecalentada, para potencias de 600 kW hasta 38 MW, y calderas de agua caliente, de hasta 19,2 MW. Sus componentes de salas de calderas, fabricados bajo la lógica plug & play, son aplicables individualmente, simplificando además la planificación, instalación y la puesta en servicio.

Según Ribera, los sistemas de calderas modulares Bosch pueden reducir los costos de operación hasta en un 25%, en comparación con calderas convencionales. “Además, minimizan el consumo de combustible mediante la incorporación de economizadores, que aprovechan el calor disponible en el flujo de gases de combustión para precalentar el agua de alimentación, el agua de reposición o el aire de combustión. Nuestros sistemas de calderas también disminuyen el consumo de agua, productos químicos y la energía eléctrica, así como el trabajo involucrado en la operación y supervisión”, detalla.

Salas Automatizadas

Gracias a los controles inteligentes de la caldera y el sistema -en base a PLC con pantalla táctil y con sensores de última generación- Bosch Termotecnología cuenta con salas de calderas completamente automatizadas, con la capacidad para operar hasta 72 horas sin supervisión, cumpliendo con el estándar europeo.

El operador tiene la posibilidad de visualizar, a través de una interfaz simple y amigable, todos los parámetros de operación y el estado de funcionamiento del sistema, mediante el monitor de estado. Además puede chequear si la caldera está operando de manera óptima o si es necesario ajustar algún parámetro.

El diseño optimizado de la geometría interna de los pasos de gases, una selección personalizada del quemador de acuerdo a las características específicas de cada requerimiento, y la utilización de quemadores con las más altas tecnologías disponibles en el mercado, logran la combinación perfecta para una operación con la más alta eficiencia y generando mínimas emisiones contaminantes.

“La calidad en la fabricación es uno de los puntos más importantes para Bosch. Prueba de ello, es que dentro de sus fábricas gran parte de las soldaduras son realizadas por robots para garantizar la más alta calidad y libre de imperfecciones. El cien por ciento de las soldaduras son sometidas a una revisión de rayos X por parte de los inspectores de fábrica, quienes están certificados por TÜV, monitoreando además constantemente la calidad durante todo el proceso de fabricación, con el fin de asegurar el cumplimiento de los más altos estándares internacionales”, finaliza Ribera.

Artículo publicado en InduAmbiente nº 149 (noviembre-diciembre 2017), páginas 104-105.