Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Siempre Mejor

Siempre Mejor

El Gran Concepción, Chillán y Los Ángeles dan forma a sus respectivos PDA.

Cada ciudad o pueblo, por más pequeño que sea, tiene sus panoramas o sitios “imperdibles”. De acuerdo al sitio web nacional de turismo Recorriendo.com, el Gran Concepción tiene 10. Estos son seis de ellos: recorrer el campus de la Universidad de Concepción, disfrutar una michelada en la plaza Perú, elevar un volantín en la desembocadura del río Biobío, cruzar este curso de agua en tren, comer empanadas de camarón en Lenga y atravesar el centro de Concepción en triciclo ecológico.

Esta última actividad tiene hoy mucho sentido si consideramos que el Gran Concepción –compuesto por las comunas de Concepción, Coronel, Chiguayante, Hualpén, Hualqui, Lota, Penco, San Pedro de la Paz, Talcahuano y Tomé– fue en julio pasado declarado Zona Saturada por Material Particulado 2,5. Se trata de un aporte a la causa de la descontaminación, más allá de que las principales causantes de las altas concentraciones de esmog son la combustión de leña para la calefacción domiciliaria y las emisiones de las industrias.

El anteproyecto del Plan de Descontaminación de esta zona está partiendo su elaboración, esperándose que esté operativo en el mediano plazo. “Este Plan permitirá tener reglas nuevas para tomar medidas que hagan posible reducir las emisiones de distintos sectores, como calefacción residencial, transporte e industria en la Región del Biobío”, apunta Marcelo Mena, Subsecretario del Medio Ambiente.

Chillán y Los Ángeles

Cabe destacar que de los 14 nuevos planes de descontaminación que se están impulsando a nivel nacional tres pertenecen al Biobío: Chillán-Chillán Viejo; Los Ángeles y el Gran Concepción, todos por MP 2,5.

Antes que el Gran Concepción, en junio correspondió la oficialización de la Zona Saturada de la ciudad de Los Ángeles, también por material particulado fino, lo que gatilló el inicio del trabajo para establecer el plan de descontaminación comunal.

La mayor responsable de las emisiones anuales de MP 10 y MP 2,5 en esta ciudad es la combustión residencial de leña, seguida por las fuentes industriales (puntuales) y en menor proporción las quemas agrícolas, incendios forestales y fuentes móviles que las estaciones de monitoreo 21 de Mayo y Los Ángeles Oriente han ratificado.

Dentro de las medidas que se propondrán para la discusión y participación de la comunidad están: regulación del mercado de leña mediante ordenanza municipal, uso de sistemas de calefacción en zona urbana ineficientes, catastro de sistema de calefacción a leña, recambio de 10.000 calefactores en ocho años por más eficientes y de menos emisiones, mejoramiento térmico de las viviendas, límites de emisión de viviendas y proyectos inmobiliarios, estudio de diseño de viviendas sociales de baja demanda térmica, compensación de emisiones de proyectos inmobiliarios, restricción  y alternativas de quemas agrícolas, control de límites de emisión a las industrias y control de emisiones de transporte. Todo, bajo la medida transversal de programas de educación ambiental y difusión.

El 21 de octubre, en tanto, el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad aprobó el Plan de Descontaminación para Chillán y Chillán Viejo.

Lea este artículo completo en Revista N° 137, páginas 50 a 52.