Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

El Maule lo Merece

El Maule lo Merece

Las autoridades apuestan por una mejora de la calidad del aire de Talca.

Tal como ocurrió en febrero de 1818, cuando Bernardo O´Higgins formuló en su ciudad la Declaración de Independencia de Chile, los talquinos quisieran que en el más breve plazo se anunciara que la capital de la Región del Maule está libre de eventos de alta contaminación atmosférica.

Por unos años, empero, tendrán que seguir esperando.

En 2015, incluso, los episodios críticos de polución del aire en Talca llegaron a 70, ocho más que en 2014. María Eliana Vega, Seremi del Medio Ambiente Región del Maule, aporta las posibles razones: “Si bien es necesario hacer un análisis más profundo, hay que considerar que en 2015 hubo menor cantidad de precipitaciones durante los meses de invierno, especialmente en junio (el más seco de la historia), lo que incidiría en peores condiciones de ventilación y mayor cantidad de episodios de polución, especialmente en el sector surponiente de la ciudad. Esta zona tiene mayor población y hace un uso más intenso de leña, a lo que hay que sumar que es más baja y con barreras naturales como la Cordillera de la costa y el Río Claro”.

La autoridad confía en que la puesta en marcha del Plan de Descontaminación Atmosférica (PDA) por MP 10 para Talca y Maule mejore la calidad del aire de manera permanente en esta área geográfica en el mediano y largo plazo. Esto, gracias a una serie de medidas estructurales como el cambio de 13 mil artefactos a leña en un plazo de 10 años (1.300 artefactos anuales), la entrega de 15.000 subsidios de aislación térmica en viviendas, la habilitación de 5 kilómetros de ciclovías y un aumento en la arborización, principalmente.

Cabe indicar que el 19 de octubre recién pasado el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad aprobó el PDA, por lo que ahora resta el pronunciamiento de la Presidenta de la República y la posterior toma de razón de la Contraloría, esperándose que esté operativo durante el 2016.

En Curicó, por el contrario, hubo una disminución en la cantidad de episodios críticos. “Fue muy importante el gran apoyo del Municipio en la difusión de las medidas, que fueron acatadas ampliamente por la población. Se debe considerar, eso sí, que la cantidad de días con restricciones fue mucho menor que en Talca. Además, el modelo de pronóstico del Ministerio del Medio Ambiente fue bastante certero para esta ciudad”, destaca la Seremi.

Medidas 2016

Dentro de las medidas contempladas para reducir los niveles de esmog en la zona de Talca-Maule durante el 2016 se cuentan:

- Mejorar la calidad de la leña y otros combustibles, con prohibición de venta y uso de leña con más de un 25% de humedad y apoyo a los productores y comerciantes de leña, pellet y derivados de la madera. También habrá más información a la comunidad sobre locales con venta de leña seca.
- Mejorar los artefactos de combustión: prohibición de uso de chimeneas de hogar abierto y continuidad del programa de recambio de calefactores con subsidio estatal.
- Aumentar la cantidad de subsidios de aislación térmica de viviendas.
- Restringir quemas agrícolas desde marzo a septiembre en un radio de 5 km de la zona urbana.
- Limitar la emisión de material particulado y SO2 para calderas.
- Compensar el 120% de las emisiones para proyectos que se evalúen en el SEIA y que emitan 1 ton/año de material particulado o más.
- Realizar programas de educación y difusión.

Lea este artículo completo en Revista N° 137, páginas 46 a 48.