Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

¿Qué Hacer con los Relaves?

¿Qué Hacer con los Relaves?

Claves para mejorar la gestión y control de operación en tranques de relave.

Por Raúl Espinace
Director Ejecutivo de Geotecnia Ambiental
Profesor Titular Pontificia Universidad Católica de Valparaíso

Según el Servicio Nacional de Geología y Minería, Sernageomin, las faenas mineras de las regiones de Antofagasta, Atacama y Coquimbo afectadas por los temporales de marzo pasado, en una primera fase de inspección geotécnica, confirmaron la estabilidad estructural de sus depósitos de relaves. Este hecho respondería al buen nivel de ingeniería empleado en sus diseños y al cambio de paradigma que se ha podido observar en los últimos años en el sector minero, debido a los positivos cambios en la normativa e institucionalidad. Estos son algunos ejemplos: modificaciones al Reglamento del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental D.S. 95; implementación de la Superintendencia del Medio Ambiente; fuerte aplicación del D.S. 248 en el diseño, construcción, operación y cierre de depósitos de relaves; el rol protagónico del nuevo Departamento de Depósitos de Relaves en Sernageomin; y la aplicación de la nueva Ley que Regula el Cierre de Faenas Mineras.

En principio, con lo anterior se estarían poniendo en práctica las exigencias establecidas en los proyectos de diseño aprobados y estarían disminuyendo las potenciales situaciones de riesgo en las zonas de emplazamiento. De esta manera se beneficiaría la operación del proyecto y su comunidad cercana, y se reducirían los futuros costos de cierre.

Control y Gestión

Sin embargo, al analizar las fallas de tranques de relaves documentadas en Chile se observa que una gran parte de ellos presentó como causa asociada problemas de construcción u operación, aun contando con proyectos de ingeniería adecuados. La experiencia indica que en nuestro país existen casos de enormes distancias entre la operación y sus proyectos aprobados.

Los mismos análisis muestran que también existe riesgo de falla en algunos tranques de relaves cerrados o abandonados. De hecho, a causa del terremoto de febrero de 2010 en el centro-sur de Chile se produjo la falla con consecuencias fatales del tranque Las Palmas, que se encontraba con medidas de cierre ya implementadas.

Considerando esto, cabe preguntarse ¿cuáles son los pasos a seguir en el corto y mediano plazo para que los depósitos mineros desarrollen sus actividades con una adecuada gestión y control de operación, con fiscalizaciones sin dificultades y con la aceptación de las comunidades cercanas? Una primera respuesta es trabajando para que los estándares de seguridad sean los comprometidos y aprobados, y no tengamos dudas de su construcción y operación.

Otras respuestas deben ir en la línea de la importancia que los directivos de empresas mineras le den a: implementar una gestión optima de los depósitos masivos, disponiendo de profesionales y operadores capacitados para ello; contar con un control de la operación y auditorías permanentes; impulsar la innovación en sus procesos que puedan solucionar incógnitas tecnológicas actuales y  alternativas de disposición final; mejorar a nivel país la débil formación de técnicos y profesionales en especialidades, principalmente relacionadas con gestión y operación de depósitos masivos mineros.

Sacar Lecciones

Recientemente recibimos el reporte del panel de expertos nombrados por el gobierno de British Columbia, en Canadá, con las primeras conclusiones de la tragedia ocasionada por la falla de un tranque de relaves el 4 de agosto de 2014 en Mount Polley. Entre las principales están: el negocio minero no puede continuar como de costumbre; debemos movernos hacia una tasa de falla cero de los depósitos de relaves; el camino para lograrlo requiere incorporar una combinación de las mejores tecnologías disponibles y mejores prácticas aplicables; es importante que la seguridad esté respaldada por un adecuado diseño, construcción y operación de los tranques; se necesita ampliar las responsabilidades corporativas en el tema y mejorar la constitución de mesas de revisión independientes de los depósitos de relaves y las prácticas profesionales.

Parece razonable no esperar una tragedia para sacar lecciones como las que acabamos de recibir desde Canadá.