Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Para Evitar Derrames

Para Evitar Derrames

Tecnologías y medidas de gestión para dar confiabilidad a los mineroductos.

En febrero pasado, en dos mineroductos ocurrieron incidentes ambientales en nuestro país.

El domingo 7 se produjo una fuga en el sistema de tuberías que conecta la mina Los Bronces de Anglo American con la planta concentradora Las Tórtolas, afectando al sector Quilapilún en la comuna de Colina, donde los vecinos fueron evacuados de manera preventiva. Según informó la empresa, la pulpa filtrada contenía “material rocoso molido y mezclado con agua” y tras detectar el problema “se detuvo el funcionamiento de la planta de molienda en Los Bronces para detener el flujo y se convocó a los equipos de Emergencia y de Medio Ambiente de nuestra Compañía para controlar el incidente y evaluar sus eventuales efectos”.

Luego, el jueves 25, una rotura en un ducto de Codelco División Andina generó un derrame de aproximadamente 50 m3 de concentrado de cobre (cifra que está confirmando una Comisión Investigadora) en el sector de Saladillo, que se vertió en las aguas del río Blanco. La Corporación informó que la emergencia “activó de inmediato los protocolos de la empresa, por lo que se detuvieron las operaciones del ducto afectado”, se avisó a las autoridades pertinentes y se tomaron las medidas para evitar la contaminación de las zonas agrícolas y del agua potable. Además, se inició un programa de monitoreo de la calidad del agua de los ríos Blanco y Aconcagua, y una investigación para determinar las causas y responsabilidades en los hechos.

Estos eventos de contaminación, por cierto, causaron justificada alarma pública y perjuicios económicos para las empresas involucradas. Por lo mismo, conviene preguntarse: ¿qué medidas tecnológicas y de gestión se pueden aplicar para dar más confiabilidad a los mineroductos y evitar eventuales fugas o derrames? A continuación, especialistas en el desarrollo de este tipo de proyectos aportan algunas recomendaciones.

Diseño, Ingeniería y Construcción

Ausenco Chile es una de las pocas empresas en nuestro país especialistas en el diseño, ingeniería y construcción de mineroductos. Desde una perspectiva general, explican que para dar confiabilidad a estas instalaciones es necesario atender todas las posibles vulnerabilidades que pueden afectar durante la vida útil a los sistemas de transporte de fluidos, los cuales además deben ser concebidos, proyectados, construidos, operados y mantenidos en función de los códigos, normas y reglamentaciones acordes a su uso y destino. “Lo principal es que estas vulnerabilidades nunca se transformen en daño a las personas y al ambiente”, apunta Álan Bassi, Senior Hydraulic Engineer de la compañía.

En ese marco, el especialista detalla ciertos aspectos claves que se deben considerar en el desarrollo de estos proyectos:

•    Materialidad: “Todo componente del sistema de transporte debe ser acorde y resistente durante su vida útil proyectada al entorno externo y a las condiciones de operación a las que estará expuesto: temperatura interna/externa, presión interna/externa, abrasión/corrosión, agresividad externa/interna, etc.”, señala Bassi.

•    Conocer el comportamiento del fluido en todos los escenarios posibles de operación: normal, eventual o de emergencia. El ingeniero de Ausenco acota: “Se deben conocer, sobre todo, los rangos de presiones posibles de ocurrir”.

•    Gestión y aplicación de integridad: Para Álan Bassi este es el aspecto más importante para evitar eventos no deseados, ya que apunta a revisar los sistemas en su globalidad, bajo una óptica actualizada en prácticas operacionales, diseño y tecnología.


Lea este artículo completo en edición 139 (marzo-abril 2016), págs. 20 a 24.