Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Si Yo Fuera Presidente

Si Yo Fuera Presidente

Propuestas ambientales de los tres candidatos que lideran las encuestas.



Cada vez que se acerca una nueva elección presidencial, desde esta tribuna revisamos las posturas y propuestas de los principales candidatos frente a asuntos medioambientales relevantes. Un ejercicio absolutamente necesario porque, a pesar de su enorme importancia para el desarrollo sustentable del país y el bienestar ciudadano, estos temas casi no aparecen en los debates públicos y suelen explicitarse poco en los programas de los eventuales gobiernos.  

En esta ocasión, consultamos a los tres aspirantes a La Moneda que lideran las encuestas: Sebastián Piñera, Alejandro Guillier y Beatriz Sánchez. Lamentablemente, el primero de ellos no respondió a nuestro requerimiento, pese a solicitarlo en numerosas ocasiones a su comando. Una actitud que denota desinterés en la materia y hace pensar que los temas medioambientales no figuran entre sus prioridades.

Preguntas:

1.- ¿Cuáles son, a su juicio, los problemas de contaminación ambiental más urgentes que se deben atender en Chile?

2.- ¿Qué medidas priorizará en su eventual Gobierno para abordar estas y otras problemáticas ambientales?

3.- ¿Cómo afrontará la mitigación y adaptación al cambio climático?

4.- El rechazo al proyecto Dominga derivó en cuestionamientos al funcionamiento de la institucionalidad ambiental y, además, reavivó la dicotomía entre crecimiento económico y cuidado del medio ambiente, ¿cuál es su postura frente a ambos temas?, ¿cómo fortalecería la institucionalidad ambiental?


Alejandro Guillier Álvarez

1.- Creo que el uso de petróleo, parafina, leña y otros combustibles que generan contaminación dentro y fuera de las casas es lo más urgente. Estamos enfermando a nuestros niños y personas mayores, afectando la vida. El uso de tecnologías antiguas, en particular el uso de combustibles fósiles y sus efectos de largo plazo en el cambio climático, es algo que me preocupa. Además, hay un factor más inmediato y urgente que atender: nuestros hábitos de vida y la forma en que vamos ordenando nuestras ciudades. El crecimiento económico ha ido presionando la expansión de las ciudades. Se desarrolla infraestructura barata y sin ordenamientos territoriales. Hacemos ciudad sin crear autoridades metropolitanas con poder real y todo eso tiene un impacto ambiental brutal.

Viajamos dos y tres horas diarias de la casa al trabajo, emitimos más contaminantes, generamos más residuos en grandes urbes… es decir, hemos generado como sociedad una forma de vida agresiva con el medio ambiente. Entonces, creo que el principal problema es de “acostumbramiento”. Si queremos heredar un mundo posible a las próximas generaciones, tenemos que comprender que tenemos que cambiar la forma en que estamos viviendo y armando ciudades. Hacer la modernidad más compatible con el destino del planeta.

2.- Lo primero que estamos proponiendo es el desarrollo de una Agencia de Fomento de Economía Circular, un organismo de generación de alianzas público-privadas que desarrollará industrias que aporten soluciones sustentables al país. En mi gobierno tendremos un encargado oficial de generar ciencia, proyectos, empresas y más empleos basados en la sustentabilidad, con una política pública de gestión de residuos, promoviendo el consumo responsable, el reciclaje y la reutilización de aguas grises.

También quiero consolidar los avances en desarrollo energético limpio. El gobierno de Piñera terminó generando un 6% de energías limpias mientras este gobierno lo vamos a cerrar generando más de un 17% de la energía a partir de fuentes renovables no convencionales (ERNC). Nosotros trabajaremos para el 30/30, es decir, llegar al 2030 con el 30% de la matriz energética originada por ERNC, para de ahí dar el verdadero salto a lograr al menos el 50% de energías limpias.

Lea este artículo completo en InduAmbiente N° 148 (septiembre-octubre 2017) páginas 50 a 53.