Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Preparados para la REP

Preparados para la REP

Hidronor optimiza sus instalaciones y procesos para responder a la ley REP.



El 17 de mayo de 2016 marcó un antes y un después. Ese día, y luego de un largo proceso de tramitación, se promulgó la Ley Marco para la Gestión de Residuos, la Responsabilidad Extendida del Productor (REP) y Fomento al Reciclaje, conocida popularmente como "Ley REP" (Ley N° 20.920).

El cuerpo legal, actualmente en proceso de implementación, tiene por objetivo disminuir la generación de residuos y fomentar su reutilización, reciclaje o valorización, a partir de la gestión que deben asumir quienes ponen en el mercado seis productos definidos como prioritarios: aceites lubricantes, aparatos eléctricos y electrónicos, baterías, envases y embalajes, pilas y neumáticos.

En ese contexto, Hidronor Chile ha ido fortaleciendo sus capacidades de gestión y tratamiento de residuos, y hoy ofrece una serie de soluciones que responden a este nuevo escenario regulatorio y a otros requerimientos del país en esta materia.

Gonzalo Velásquez, Gerente de Medio Ambiente de la compañía, afirma: "Somos una empresa líder en la industria nacional, capaz de entregar a nuestros clientes soluciones ambientales integrales para residuos industriales y domiciliarios, respaldados por la experiencia e innovación en gestión, revalorización, tratamiento y disposición final de residuos". Y recalca: "Hoy nos enfocamos no solo a disposición final, sino que estamos abiertos a establecer otras soluciones en función de lo que la Ley REP en estos momentos está marcando".

Aceites, Neumáticos y Más

Hidronor Chile ya tiene camino recorrido en la valorización de algunos productos prioritarios que establece la Ley REP, y está optimizando sus procesos e instalaciones para responder a sus exigencias.
Marialis Ojeda, Ingeniero de Desarrollo de Negocios de la compañía, señala que la empresa cuenta con una línea de blending, donde ciertos residuos se mezclan y preparan para su valorización energética. "Por lo general, llegan residuos orgánicos de alto poder calorífico, por ejemplo, aceites residuales combustibles contaminados, solventes y pinturas", detalla.

También han trabajado con neumáticos. Por ejemplo, por requerimiento de clientes, y con el apoyo de Greendot, Hidronor ha gestionado el trozado y exportación de esos artículos en desuso. Las etapas de la gestión en este caso consideran: recepción y acopio, guía de despacho y facturación, corte transversal y longitudinal, trozado, exportación, certificación ambiental y trazabilidad ventanilla única.

Para los aparatos electrónicos, en tanto, se implementó una línea de desmontaje de refrigeradores. En ese procedimiento se extraen varios elementos: gas refrigerante, que es el componente categorizado como "peligroso"; tubos fluorescentes y parrillas; termostato y tapas de evaporador; puertas y barras de soporte; condensador y compresor, y evaporador y ventiladores. Junto a ello, se recupera el aceite lubricante.

"En la planta también tenemos la capacidad de ver si es que los refrigerantes requieren incineración o bien podemos disponerlos nosotros mismos. Además, se separan los componentes de los refrigeradores para reciclaje", explica Marialis Ojeda.

En lo referente al plástico, Hidronor ofrece servicios de reciclaje para PET, HDPE, PVC y LDPE, entre otras variedades de ese material.

Trituración y Nueva Planta

La ingeniero civil químico destaca además que han desarrollado mejoras en el proceso de trituración. Según explica, ello facilita el manejo de residuos peligrosos dentro de las plantas y permite realizar las operaciones con mayor seguridad. "Asimismo, se mejoran los tiempos de proceso y el servicio, y se obtiene el potencial para generar combustible alternativo sólido en el futuro", agrega.

Por su parte, Gonzalo Velásquez acota que Hidronor está implementando en sus instalaciones de Florida, en la Región del Biobío, una nueva planta para producir energía a partir de la combustión de biogás. Para eso, además, la empresa trabaja en optimizar el sistema de captación del fluido generado en el relleno sanitario que opera en la zona.

El ingeniero civil bioquímico expone: "Hoy, lo que hacemos es recolectar el biogás y someterlo a un proceso de limpieza, para luego extraerle el ácido sulfhídrico e incinerarlo por medio de una antorcha. Ahora, estamos trabajando para mejorar el sistema de captación, de modo de llegar a un porcentaje muy superior al que tenemos. Y tras la puesta en marcha de la nueva planta, el biogás se utilizará para generar electricidad, con el propósito de inyectarla al Sistema Interconectado Central".

Los profesionales subrayan que este proyecto reportará beneficios ambientales importantes, como son la reducción en la generación de olores, la producción de energía eléctrica limpia y renovable, y la disminución de emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

De esta manera, concluyen, en Hidronor Chile apuestan a generar valor a través de la recuperación de residuos revalorizables y de la disposición segura y sustentable de los residuos.

Artículo publicado en InduAmbiente nº 152 (mayo-junio 2018), páginas 34 a 35.