Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

La Década de las ERNC

La Década de las ERNC

Irrupción masiva de las fuentes renovables ha traído externalidades positivas.



El año 2016 cerró con más de 4.000 megawatts (MW) de energías renovables no convencionales (ERNC) en operación en el sistema eléctrico chileno. O sea, las plantas de generación solar, eólica y mini hídrica, principalmente, representaron a esa fecha el 11,5% de la potencia instalada en el país. Hace cinco años, estos recursos aportaban apenas el 3,5% de esa energía, mientras que para el 2030 deberían alcanzar el 50% de participación y, a fines de la década siguiente, un 70%.

Después de 2030 se espera también un protagonismo importante de la energía mareomotriz, de la geotermia a gran escala y de las tecnologías con hidrógeno. A propósito, en 2017 parte la operación de la central Cerro Pabellón (48 MW), la primera geotérmica de Chile y América del Sur.

La irrupción masiva de las fuentes renovables no convencionales ha traído consigo una serie de externalidades positivas, entre ellas beneficios económicos y ambientales, y también conlleva grandes desafíos, como la descongestión de los sistemas de transmisión.

¿Qué razones explican el crecimiento sostenido de las ERNC en la matriz eléctrica en los últimos años? ¿Qué trabas o problemas deben superar aún para seguir expandiéndose con fuerza? ¿Por qué la energía solar ha ido asumiendo el liderazgo en la cartera de proyectos renovables? ¿Qué niveles de innovación y desarrollo se dan en Chile en este campo? ¿Existen las capacidades o los especialistas suficientes para asumir las exigencias y desafíos de este rubro?

Un grupo de especialistas de diferentes sectores vinculados a las ERNC se encargan a continuación de responder esas y otras interrogantes. Sin duda, un debate con mucha energía. Le invitamos a leerlo.


- Invitados:

CHRISTIAN SANTANA
Jefe de la División de Energías Renovables del Ministerio de Energía

MATÍAS ATEINACKER
Director de la Asociación Chilena de Energías Renovables, ACERA

RODRIGO LA FUENTE
Gerente de Desarrollo de Nuevos Negocios de Transelec

CHRISTIAN SOTO
Gerente de Mercados de Energía y Regulación de Mainstream

FELIPE KAISER
Jefe de la División de Energías Renovables de Sigdo Koppers

RAINER SCHRÖER
Director del Programa de Energías Renovables y Eficiencia Energética de GIZ


Futuro Renovable

InduAmbiente: No cabe duda que en los últimos años el avance de las ERNC en el sistema eléctrico ha sido más sostenido, se ha ido consolidado. Desde su perspectiva, ¿qué factores lo explican?

Santana: Es una pregunta complicada porque no son pocos los factores que dan cuenta de esta situación, algunos de ellos de contexto internacional y otros de injerencia local. Sin embargo, destaco los más relevantes: para empezar, la consolidación y maduración de ciertas tecnologías y su mayor competitividad. Lo que está sucediendo hoy en Chile lo demuestra con creces. Las ofertas más baratas en las licitaciones de las distribuidoras vinculadas a nuevos proyectos corresponden a tecnologías que hace 10 años no eran competitivas.

En el contexto internacional, también ha influido la contracción de políticas subsidiarias para el desarrollo de ERNC en varios países, forzando a muchos de sus promotores a buscar nuevos mercados con reglas competitivas, los cuales plantean nuevos desafíos como ocurre en Chile.

A nivel local, ayudó mucho el incentivo que se le empezó a dar al desarrollo de este tipo de tecnologías desde la segunda mitad de la década pasada. Lo anterior, a través de leyes e instrumentos de fomento que se pusieron a disposición de los inversionistas para levantar carteras de proyectos, permitiendo que éstos se empezaran a concretar y que actualmente sigan creciendo. Hoy tenemos una oferta competitiva de estas energías en el mercado porque existen reglas que lo hacen posible, por ejemplo con mecanismos de licitaciones, y porque había una cartera de proyectos madura que se pudo ofertar.  

Lea este artículo completo en InduAmbiente 144 (enero-febrero 2017), páginas 53 a 63.