Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Por la Ruta Verde

Por la Ruta Verde

Buenas prácticas ambientales para empresas de transporte turístico.

La actividad turística suele ser sinónimo de vacaciones, entretención, cultura, viajes, nuevos conocimientos, playa, naturaleza… Pero, por sobre todo, es una gran vía de escape al estrés. Aunque también puede ser una puerta de entrada a la contaminación si sus operadores no adoptan los resguardos necesarios. Y en todas las etapas que el ciclo turístico involucra.

Una de ellas es el transporte, cuyos servicios pueden causar contaminación del aire, acústica y de las aguas, así como generación de residuos, entre las principales externalidades ambientales negativas. En ese contexto, como asegura el Manual de Buenas Prácticas para el Transporte Público, como parte de las guías “Chile por un Turismo Sustentable” –desarrolladas por el Servicio Nacional de Turismo (Sernatur)–, “los empresarios del rubro deben reconocer la importancia de incorporar medidas que contribuyan a que el traslado de personas sea una experiencia placentera, segura y sustentable, sin dañar el medio ambiente”.

Gestión del Agua

El uso eficiente de los recursos hídricos y el manejo adecuado de las aguas residuales son pasos concretos hacia la sustentabilidad del sector turístico. En el citado Manual se entiende por gestión del agua “al conjunto metodológico de acciones y normas que conducen a un adecuado manejo técnico, administrativo y legal del recurso como parte de toda la cadena asociada a la prestación del servicio de transporte”.

Agrega que contar con un sistema adecuado de gestión del agua permite elevar la imagen de la empresa o institución asociada al transporte de turistas.

En el transporte, una de las labores que genera mayor consumo de agua es el lavado de los vehículos, sobre todo si se trata de máquinas de gran tamaño. Sin embargo, utilizando los equipos adecuados esta agua se podría volver a utilizar.

“Actualmente existen empresas de lavado que ahorran al menos un 50% de consumo de agua, combinando distintas modalidades de lavado dependiendo de las características del trabajo a realizar: desde uso de mangueras con pistola, donde se utiliza bajo caudal, hasta lavado en seco, donde no se requiere agua”, sostiene el documento de Sernatur.

Recomendaciones

A continuación, el documento propone un conjunto de recomendaciones respecto a esta materia.

- Para el consumo responsable de agua en la empresa de transporte turístico:

•    Evaluar el uso actual de agua para determinar los patrones de consumo y las áreas más susceptibles de poder mejorarse en este ítem.
•    Controlar el consumo diario, semanal o mensual de agua para cada área del negocio –por ejemplo, en talleres, baños y oficinas–, para identificar cualquier consumo anormal.
•    Revisar si hay fugas. Esto, puede ser a través de un monitor de consumo, revisión regular de los grifos, inodoros, válvulas y tuberías.
•    Utilizar dispositivos de ahorro de agua: son sencillos de instalar y de bajo costo. Se sugiere ocupar un sistema de doble descarga, duchas de ahorro y sensores infrarrojos en excusados y lavamanos.

- Para el uso eficiente de agua en la mantención de las flotas, especialmente en la limpieza de los vehículos:

•    Aplicar prácticas de uso eficiente del agua para el lavado de vehículos, embarcaciones y aeronaves. Se pueden emplear, por ejemplo, mangueras de bajo volumen y alta presión con pistola activada por el usuario.
•    En la medida de lo posible, usar métodos de limpieza en seco (como barrer o pasar la aspiradora) para pisos de talleres y zonas exteriores.


Lea este artículo completo en InduAmbiente 134 (mayo-junio 2015), páginas 112 a 114.