Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Las Riquezas de la Patagonia

Las Riquezas de la Patagonia

Presentamos dos sitios naturales de conservación emplazados en la Patagonia.

La mayoría de los chilenos conocemos poco y nada de la gran riqueza natural de nuestro país. Este extenso patrimonio es preservado bajo el alero del Sistema Nacional de Areas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE), que hoy cuenta con 100 unidades territoriales distribuidas en 36 Parques Nacionales, 49 Reservas Nacionales y 15 Monumentos Naturales. En total, cubre una superficie aproximada de 14,5 millones de hectáreas, prácticamente el 20% del territorio nacional.

Seis de estos enclaves –los parques nacionales Vicente Pérez Rosales, Puyehue, Villarrica y Torres del Paine, el monumento natural La Portada y la reserva natural Los Flamencos– atrajeron más del 50% de los más de 2,4 millones de visitantes, tanto nacionales como extranjeros, que registraron en 2013 las 100 unidades del SNASPE.
 
Privadas y Más

Junto a las anteriores, en Chile existen más de 300 iniciativas de conservación impulsadas por diferentes actores privados y de la sociedad civil, “que se distribuyen a todo lo largo y ancho de nuestra geografía, representando una enorme diversidad de ecosistemas, culturas, paisajes y tipos de gestión”, asegura el recientemente creado sitio web reservasnaturales.cl. Esta plataforma pretende facilitar la búsqueda de lugares de conservación natural y conocer las diferentes reservas naturales privadas y de pueblos originarios de Chile, destacando sus atractivos turísticos, rutas de senderos, actividades a realizar, servicios y equipamientos existentes y sus valores, principalmente.

Pese a que son, por lo general, lugares muy poco conocidos, ofrecen al visitante una amplia gama de atractivos y actividades para disfrutar, aprender y “lo que es más importante, colaborar en la conservación de la naturaleza”, asegura el portal.
A continuación, destacamos las características de las dos unidades territoriales que están bajo protección privada y abiertas a los visitantes en la Patagonia chilena: el Parque Pumalín y el Valle de California.

Parque Pumalín

Es un parque privado ubicado en la provincia de Palena, Región de Los Lagos, que se extiende desde el sur de Hornopirén hasta aprox. 45 kilómetros al sur de Caleta Gonzalo. Abarca más de 325.000 ha, principalmente de bosque templado húmedo, y alberga una rica biodiversidad que permite actividades de ecoturismo. Administrado por la Fundación Pumalín, está abierto sin costo durante todo el año.

¿Su historia? Se remonta a 1991, cuando el multimillonario estadounidense Douglas Tompkins adquirió las 17.000 ha del Fundo Reñihué para preservar el bosque de la explotación. La fundación The Conservation Land Trust, fundada por él, fue comprando paulatinamente las cerca de 325 000 ha de tierra que en 2012 conformaron el Parque Pumalín. El 19 de agosto de 2005 el Estado de Chile designó al parque como Santuario de la Naturaleza.

Como señala el sitio web, el proyecto se ha desarrollado con continuidad a través de los años, incluyendo un sistema de guardaparques sin uniformes para administrar las tierras agrícolas adyacentes a las del Santuario de la Naturaleza. “Los pequeños campos productivos con actividades agrícolas, como crianza de animales, producción de quesos, artesanías en tejidos de lana y huertos orgánicos, son estaciones del parque en distintos sectores, que dan presencia, cuidado y atención a los visitantes. De este modo se espera compatibilizar la conservación con una contribución productiva a la economía local”, asegura la página.


Lea este artículo completo en InduAmbiente 132 (enero-febrero 2015), páginas 102-103.