Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Lo que Falta por Tratar

Lo que Falta por Tratar

Expertos analizan los nuevos desafíos en materia de tratamiento de aguas.

Chile es uno de los países con más alto desempeño en tratamiento de aguas residuales a nivel mundial. De hecho, la cobertura de saneamiento de las aguas servidas recolectadas a nivel urbano alcanza un cien por ciento, y existen regulaciones que en general permiten controlar de buena forma las descargas de residuos industriales líquidos (riles).

Todo ello, sin embargo, no significa que la tarea esté concluida. En efecto, aún existen áreas a las cuales es necesario extender este importante servicio sanitario como ocurre con el sector rural, y además el mismo progreso en tratamiento ha traído nuevos desafíos como son la gestión adecuada de los lodos o biosólidos, el aprovechamiento del biogás y la reutilización de las aguas tratadas.

¿Qué se está haciendo y qué se pretende hacer en estos casos? Es parte de lo que revisamos con nuestros cinco invitados al tradicional foro desayuno de InduAmbiente. Una conversación en detalle sobre un tema ambiental relevante que le invitamos a leer.   


Invitados:

Gabriel Zamorano
Superintendente (Transitorio y Provisional) de Servicios Sanitarios

Jacobo Homsi
Director de AIDIS Chile y Gerente General de Kristal

Patricio Pentzke
Integrante del Comité de Sustentabilidad de Chilealimentos

Juan Antonio Garcés
Jefe de Medio Ambiente de Aguas Andinas

Jorge Cáceres
Director Ejecutivo del Centro Sofofa Medio Ambiente


Desafíos Residuales

InduAmbiente: Comencemos conversando de la gestión de aguas servidas. Chile ha alcanzado una alta cobertura de tratamiento, ¿cuáles son los principales desafíos ahora en esta área?

Zamorano: Hace un tiempo ya que se completó la meta de llegar al cien por ciento de tratamiento en el sector urbano, con soluciones que permiten el cumplimiento de la normativa ambiental. Hoy los desafíos de cobertura tienen que ver con incorporar nuevas demandas, nuevos territorios, desde sectores de viviendas por ejemplo que no están regularizados, pero yo diría que todo lo que está concesionado cuenta con sistemas de tratamiento que cumplen el Decreto 90.

InduAmbiente: Mucha gente, especialmente extranjera, destaca el nivel de desarrollo sanitario que ha logrado Chile…

Homsi: Claro. En 1985 la cobertura de tratamiento de aguas servidas urbanas llegaba al 12%, y teníamos puras lagunas, mientras que ya se ha alcanzado un 100% en el área urbana.

Zamorano: Sí. Y hoy los desafíos son otros. Se habla mucho de problemas como la sequía, pero yo diría que en el sector sanitario tenemos una situación estructural distinta a la cual nos tenemos que adaptar. Eso, en el ámbito de las aguas residuales, también tiene sus retos. Por ejemplo, tenemos algunos caudales de dilución determinados para ciertos ríos que hoy se están revisando. Y además, está todo el tema de reutilización de las aguas servidas tratadas, que en los próximos años debe tener un impulso más decidido.

InduAmbiente: ¿Qué evaluación hace del actual funcionamiento de las plantas de tratamiento, considerando que muchas se construyeron hace más de una década?

Zamorano: Efectivamente, el fuerte de construcción de las plantas estuvo en torno al año 2000. Entonces, hay muchas plantas que ya han cumplido su período de previsión y en que las proyecciones de demanda han quedado un poco ajustadas, por lo que es necesario ampliar sus instalaciones. La mayoría de los casos en que se han detectado problemas, tienen que ver con que se requieren algunas inversiones adicionales para que las plantas sigan trabajando satisfactoriamente. Es un trabajo complejo, ya que implica primero asumir que se necesita una ampliación y luego traducirlo en un compromiso en los programas de inversión de las empresas para finalmente materializar dicho compromiso. Pese a ello, se están ampliando varias plantas por ejemplo en la VI, VII y VIII Región; la próxima emblemática es la de Chillán.   


Revise este artículo completo en InduAmbiente N° 140 (mayo-junio 2016).