Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

La Contaminación Invisible

La Contaminación Invisible

Chile presenta notables avances regulatorios en control de ruido.

Según la última Encuesta Nacional desarrollada por el Ministerio del Medio Ambiente, la contaminación acústica es el tercer problema ambiental de relevancia para la ciudadanía. Esto revela la importancia de mitigar las emisiones de ruido que atentan contra la calidad de vida de las personas y generan perjuicios para la salud, como lo es la pérdida progresiva de la audición.

En ese contexto, Chile presenta notables avances desde el punto de vista regulatorio, entre ellos las normas para controlar dichas emisiones en fuentes fijas y en vehículos de locomoción colectiva. También hay logros en otros ámbitos como la elaboración de mapas de ruido y el desarrollo de profesionales idóneos que prestan servicios en este campo. 

No obstante, aún quedan desafíos importantes por abordar para que el control de la contaminación acústica siga mejorando en el país, como ocurre con la fiscalización de fuentes emisoras de ruido y el desarrollo de una mayor conciencia ciudadana sobre esta problemática. ¿Cómo se podrían abordar estos aspectos? Los especialistas invitados a este tradicional foro-desayuno responden esas y otras inquietudes.

Invitados: Igor Valdebenito, Jefe de la Sección de Acústica y Ondas Electromagnéticas del Ministerio del Medio Ambiente; Felipe Loaiza, Especialista de la Unidad Técnica de la División de Fiscalización en la SMA; Antonio Marzzano, Pdte. del Colegio de Ingenieros en Acústica de Chile; Eduardo Palma, Pdte. del Comité Técnico de la Asociación Nacional de Importadores de Motocicletas; Milton González, Gte. Gral. de Abi Ingeniería Acústica, y Jorge Torres, Gte. Gral. de Decibel Proyectos Acústicos.


Avances sin Ruido

InduAmbiente: Igor (Valdebenito), ¿cuál es el panorama actual de la gestión pública para el control de la contaminación acústica en Chile?

Valdebenito: La puesta en marcha del Ministerio del Medio Ambiente hace cuatro años marcó un cambio sustancial en la gestión del control de ruido, y hoy tenemos una estrategia con cuatro líneas de acción en las que hemos ido avanzando. En materia de regulaciones, existe una norma de fuentes fijas que ya revisamos (Decreto Supremo 38/11 del Ministerio del Medio Ambiente), y otra para buses de locomoción colectiva (Decreto Supremo 129/02 del Ministerio de Transportes) que también está en proceso de revisión porque queremos que ingrese la mejor tecnología disponible en el mercado. Además, estamos trabajando en una regulación para vehículos livianos, medianos y motocicletas que está ad portas de salir.

La segunda línea de acción es el levantamiento de información sobre el ruido en nuestras ciudades, lo que nos ha permitido desarrollar mapas de ruido en el Gran Santiago, Valdivia, Temuco-Padre Las Casas y La Serena-Coquimbo. Aparte de cuantificar el ruido, esos mapas nos entregan información sobre la afectación a la comunidad, el impacto del transporte público, la situación de las áreas verdes, el paisaje sonoro, los impactos en colegios y en establecimientos de salud, entre otros aspectos interesantes.

El tercer componente de la estrategia es la difusión. Hacemos charlas, seminarios sobre el tema y celebramos el “Día Internacional de Conciencia sobre el Ruido” el último miércoles de abril, porque es importante crear conciencia sobre un contaminante invisible.

Lea el artículo completo en Revista InduAmbiente N° 134, págs. 41-51.