Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

24 entidades públicas y privadas firman acuerdo para la protección de la cuenca El Yali

24 entidades públicas y privadas firman acuerdo para la protección de la cuenca El Yali

El convenio, impulsado por la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, contribuirá al desarrollo sustentable y la seguridad hídrica de este sitio birregional.



Viernes 24 de marzo de 2017.- Con la firma de un acuerdo voluntario para la gestión de la cuenca El Yali, 24 entidades públicas, privadas y sociales fijaron la hoja de ruta con miras a instalar en los próximos cinco años un enfoque estratégico respecto del manejo de los recursos naturales asociados a las actividades productivas que se desarrollan en este sitio birregional, como también para el aseguramiento del buen estado de los ecosistemas.

Este convenio, impulsado por la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, nació a partir del proyecto Nodo Hídrico Corfo Región Metropolitana y consta de 10 metas y 68 acciones. De ellas, 22 son colectivas y buscan primordialmente fomentar el uso eficiente del agua para contribuir a la disponibilidad para la población y la agricultura familiar campesina; el cuidado del patrimonio ambiental, y la reducción de la vulnerabilidad de la cuenca ante riesgos naturales y la adaptación al cambio climático.
 
La iniciativa reúne a los ministerios de Agricultura y Medio Ambiente, las municipalidades de Santo Domingo y San Pedro de Melipilla;  Corfo, Conaf, Dirección General de Aguas, INDAP, SAG, Sernatur, FOSIS, Comisión Nacional de Riego, Dirección de Obras Hidráulicas, Sernapesca, Pontificia Universidad Católica de Chile y Universidad de Chile, cuatro comités de agua potable (Santo Domingo, San Pedro El Yali, El Prado y Unión Santa Rosa) y a la empresa Agro Frutillas San Pedro. Además, está previsto que se integren Infor, Comité de Agua Potable Las Loicas y el museo de San Antonio.
 
En la ceremonia, realizada en la reserva nacional El Yali, el subsecretario de Agricultura, Claudio Ternicier, dijo que con la participación de parte importante de los servicios del agro de las regiones Metropolitana y de Valparaíso, “se expresa en una acción concreta la voluntad de gobierno, que fue señalada muy tempranamente por la presidenta Bachelet,  de hacer un desarrollo sustentable en todos los sectores que tienen inspiración económica en el país”.
 
Por su parte, el director ejecutivo de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, Juan Ladrón de Guevara, expresó que este acuerdo permitirá coordinar acciones para contribuir a la gobernanza efectiva de la cuenca sin depender de la reforma de la institucionalidad del agua.
 
“Esperamos que otros actores claves asuman los desafíos de esta cuenca birregional, que presenta serios riesgos ambientales tales como la erosión, la desertificación y los incendios forestales recientes”, añadió.
 
Alcances del Acuerdo Voluntario
 
El acuerdo voluntario para la gestión de la cuenca El Yali se suma al primer convenio que concretó en 2015 el Consejo Nacional de Producción Limpia para el manejo de la subcuenca de los ríos Maipo y Clarillo. Hoy, la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático continúa impulsando este instrumento de gestión para abordar las externalidades ambientales y la generación de beneficios sociales y colectivos en una cuenca hidrográfica.  

La iniciativa beneficiará al territorio situado entre las cuencas de los ríos Maipo, por el norte, y Rapel por el sur, que comprende las cuencas costeras de los esteros El Yali, El Peuco y Maitenlahue; la quebrada de Las Rosas o Las Monjas y otras microcuencas costeras, que forman parte de las comunas de San Pedro de Melipilla, en Región Metropolitana, y de Santo Domingo, Región de Valparaíso. Las aguas de esta cuenca escurren desde el oriente, por el faldeo del cordón de Cantillana, hacia el océano Pacífico.  
 
En el marco del desarrollo del acuerdo voluntario se adoptarán e implementarán estrategias y técnicas en la producción para reducir la generación y exposición de personas y ecosistemas a contaminantes y residuos, fomentando así la calidad de los productos y servicios.
 
Además, se promoverá el cuidado del patrimonio ambiental mediante la restauración de ecosistemas dañados, suelos degradados y hábitats de especies en categoría de conservación. Junto a ello, se fomentará la responsabilidad social empresarial, la cooperación técnica y el fortalecimiento de las organizaciones de base.